rrpp.gif Portal de Relaciones Públicas     
 

 

 

 
 
 

CONTENIDOS


Apuntes-Tesis


 
 Artículos

 Biografías

 Glosario Técnico

 Bibliografía


RECURSOS

 


 Correo

 Chat

 Foros

 Bolsa de trabajo

 

SERVICIOS

 


 Diario de prensa

 Guía de medios

 Guía de empresas

 Newsletter

 ¿Dónde estudiar?

 

CAPACITACIÓN

 


 Aulas virtuales

 Test de RRPP

 Cruci-RRPP


Institucional

Colaboradores

Recomendados

Publicidad

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos »
 
ES HORA DE HUMANIZAR LA ASESORÍA EN IMAGEN Y COMUNICACIÓN: CASO KATE MOSS
 
 

Por: Steven Asei-Dantoni
stevenremi@hotmail.com

 

El otro día me di cuenta que el nuevo anuncio de Rimel estaba protagonizado por Kate Moss. En mi mente fue imposible verla y disociar su actuación de todo lo que se ha escrito, dicho sobre ella, de la cocaína, de su vida sexual, del hecho de que es madre, de sus cuentas millonarias, del “gossip”, de esta dramaturga post-moderna. Quizás mi actitud ante ella es totalmente injusta, o incluso muy dura. Los expertos en psicología hablan de “atribución cognitiva”, es decir que mi mente decide generalizar un comportamiento  para evitar que se produzca una disonancia.

Al fin y al cabo injusto... pero es humano...

 

¿Que esta pasando con los especialistas en comunicación? El razonamiento que tienen es muy simple, “Con el tiempo la gente se olvidara... Hagámosla desaparecer un tiempo, cuando vuelva ya no será noticia... ”. Incluso me enseñaron en mi clase de Relaciones Públicas que una de las ventajas que nosotros, los profesionales del sector, tenemos, es que hoy en día, el flujo de información es tan grande que el espectador tiene un tiempo de caducidad  frente a las noticias. Es decir la noticia siguiente le hará olvidarse de la noticia presente.

¿Es en lo que nos hemos transformado los asesores de imagen? ¿Es lo que tenemos que buscar, tapar agujeros sin más? ¿O es que ya no nos valen las primicias de Bernay?

Nadie piensa en presentarle tal y como es... Una persona enferma.

Sus asesores en relaciones publicas optaron por la estrategia del silencio

¿Quizás nos hayamos olvidado de lo esencial?  Kate Moss.

 

Hace poco hablé con mi mejor amigo, y me contó que su madre le robó importantes cantidades de dinero para poder comprarse drogas. ? ¿Cuál fue mi reacción? ¿Juzgué a su madre? ¿Le condené? ¡No! Intenté hacerle ver a mi amigo que no era totalmente la culpa de ella, que estaba enferma. Todos tenemos en nuestro entorno amigos, familiares, conocidos que hacen cosas malas y condenables por las cuales encontramos razones, justificaciones, o incluso que ignoramos sencillamente. ¿Entonces, por qué tiene Kate Moss que ser más perfecta que nuestros vecinos, mejor amiga, hermanos o padres?

 

Este caso tiene un gran significado social, no se trata tanto de juzgar y opinar sobre la megaestrella, el mundo de la moda, las drogas... Sino del resultado de una sociedad occidental cada vez mas desestructurada, en busca de una nueva identidad. El modelo familiar está cambiado, y se buscan referencias y ejemplos fuera de las familias. La frustración de nuestras propias vidas nos empuja en la búsqueda y la expectación de la perfección del personaje público que tiene que ser ejemplar y se transforma en un “rol model”. En caso de no cumplir con las esperanzas de la opinión pública, el personaje público pierde su credibilidad, su estatuto de “rol model”, y se produce una disonancia en la mente de la opinión pública. Sin embargo, esta disonancia podría ser reducida o incluso eliminada si se le explicase al publico no tanto el porqué de los hechos de K.Moss sino más bien quien es realmente ella, cual es su historia, como llegó a este punto. Se sabe que a la gente le encantan las historias con las que se pueden identificar.

 

 Quizás haya que “desofisticar” el mito para acercar K.Moss al público. Es decir: ¿Es tan diferente K.Moss del resto de nosotros? Seguramente le juzgaríamos de otra forma si  fuera otra.

Al fin y al cabo K.Moss y su familia son las víctimas de esta situación, ellos son los que acaban siendo los más dañados por todo este asunto, no-solo financieramente sino también emocional y psicológicamente. Miles de familias en todo el mundo sufren este mismo infierno de las drogas, de las curas de desintoxicaciones de las recaídas. Quizás necesiten oír esta historia. Quizás acercar K.Moss al público significa mostrar su sufrimiento al mundo en vez de esconderlo y avergonzarse de ello. En la cultura Judío-Cristiana las historias de sufrimiento y pasión han sido siempre un motor de acercamiento y sensibilización de las masas.

 

Tal vez haya que cambiar las reglas; El personaje público vive del público, es parte de la vida del público, de su patrimonio. Es hora de presentarle tal y como es, a la opinión pública, sin miedos de mostrar también los defectos que nos hacen humanos a todos, que nos unen como raza y que nos acercan unos a otros.

Durante años se han vendido, creando utopías, personajes “perfectos” alejados de la realidad, “rol models”. Dicha filosofía es un edificio frágil, y es obsoleta, el éxito de los “reality-shows” demuestra el cambio de tendencia.

 

Los expertos en relaciones públicas tienen que creer en las cualidades humanas, en que nadie es totalmente malo, y  tratar de transmitirlo al público de la misma forma que un abogado cree en la inocencia de su cliente y lo transmite al jurado. No se trata de manipulación sino de fe y creencia que se deben comunicar. En eso pecaron los asesores de K.Moss, no supieron comunicarle al mundo quien era...

 

Es hora de cambiarlo, de enseñar también las imperfecciones y los errores dándoles un sentido de cara a la opinión pública. Es hora de acercar a nuestros clientes un mundo real, más global cada día. Es hora de trascender, de humanizar la asesoría de imagen y comunicación.    

 

 


El contenido de las notas y artículos firmados no representan, necesariamente la opinión de RRPPnet, siendo exclusiva responsabilidad de sus autores.


 

 
 

 

 
 

Página Principal | Acerca de RRPPnet | Editora |Publicidad en el Portal| Contactos |


Desarrollado por:
NM Comunicaciones ™   © RRPPnet . Todos los derechos reservados.  Términos y Condiciones.