Portal de Relaciones Públicas     
   
 
 

CONTENIDOS


Apuntes-Tesis


 
 Artículos

 Biografías

 Glosario Técnico

 Bibliografía


RECURSOS


 Correo

 Chat

 Foros

 Bolsa de trabajo

SERVICIOS


 Diario de prensa

 Guía de medios

 Guía de empresas

 Newsletter

 ¿Dónde estudiar?

CAPACITACIÓN


 Aulas virtuales

 Comités de crisis

 Test de RRPP

 Cruci-RRPP

Institucional

Colaboradores

Recomendados

Publicidad

 

 

 

 

 
 

Apuntes-Tesis » Comunicación
 
 
 
LA COMUNICACIÓN EN LA AMALGAMA EMPRESARIAL
   
Por: Lic. María del Mar Soria.
laskarina_maria@hotmail.com

La comunicación es la esencia del ser humano. Un claro concepto que ha hecho de él lo que hoy conforma toda una sociedad. Emitimos un mensaje para que un receptor lo atienda e interprete. Acción –reacción es igual a comunicación.
Una bidireccionalidad que se acentúa aún más cuando se trata de la amalgama empresarial. Y aquí empiezan las tesis sobre la conveniencia de una “Comunicación Corporativa, Organizacional o Empresarial”, un nuevo concepto que despunta, de manera especial, en las empresas consolidadas. Sin embargo, es necesario establecer una serie de tipologías, jerarquías, demarcaciones y tendencias, pues se trata de un amplio campo cuyo origen, dicen los expertos, se encuentra a mediados del siglo XX, cuando las universidades comenzaron a crear sus facultades. Aquí nace la primera carestía: Organización, y por ende, Comunicación. Estos dos términos, que se asociaron allá por el año 1950, han dado lo que hoy se conoce como “Comunicación Empresarial”.

La comunicación y sus formas en la amalgama empresarial
Siguiendo a Val Riel, la comunicación, de forma genérica, dentro de una corporación, puede ser de tres formas: Comunicación de Dirección, Comunicación de Marketing y Comunicación Organizativa.
- Comunicación de Dirección. Val Riel se refiere con este concepto a la organización de una empresa y la manera en la que esta se estructura en torno a la comunicación.
En este sentido, se puede decir que la comunicación en una institución o empresa gira en torno a la reciente, aunque escasa figura, del Director de Comunicación. Afortunadamente, las grandes compañías cada vez son más conscientes de la importancia que adquiere esta figura, cuya función, en la Comunicación de Dirección, se ejecuta a través de su labor mediante el óptimo desarrollo de una Comunicación interna.
Por ello, y atendiendo al Comité de Dirección, el Director de Comunicación ha de velar por la relación entre los trabajadores, y a su vez, la de estos con la Dirección. Las herramientas que utilizará el Director de Comunicación serían, entre otras, tablones de anuncios, correos electrónicos o el uso de una Intranet, que impulsa el debate y la puesta en marcha de soluciones a problemas. En este sentido, el Ddirector de Comunicación se convertiría, además, en un apoyo para el responsable del departamento de Relaciones Laborales, y por supuesto, de la Dirección.

- Comunicación de Marketing. Según Van Riel, esta forma de comunicarse en una empresa supondría la “bandera” de las Relaciones Públicas. Y en este apartado es fundamental, de nuevo, el trabajo de un Director de Comunicación, que puede adoptar varias funciones:
a) Publicidad/marketing/mecenazgo o patrocinio. Todos estos conceptos, que pese a que en su esencia son distintos, confieren en una misma afirmación, y es la de vender para el buen funcionamiento de una entidad. Lo que mantiene a una empresa es su solvencia económica, y en la medida en que esta sea mayor, más grande y fuerte será la compañía. Sin embargo, un triunfo en los negocios es inherente a una buena publicidad. El arte de conocer a la perfección la empresa se combina aquí con las virtudes para convencer al público de que un producto determinado es el mejor porque es diferente, original o único.

- Comunicación Organizativa. Siguiendo de nuevo a Van Riel y su división de la comunicación en la empresa, aquí cabría hablar de varios aspectos claves, funciones, de nuevo, que le corresponderían a un Director de Comunicación, aunque el citado experto hable de la figura, en este caso, del Consejero Delegado.
b) Gabinete de prensa. Una empresa con una amplia trayectoria y solvencia económica necesita que su actividad sea difundida a través de los medios de comunicación. Por ello, el Director de Comunicación adopta el papel de periodista que le corresponde –pues no olvidemos, este puesto lo debe desempeñar preferiblemente un titulado en este área del conocimiento- y ha de convertirse, por tanto, en un “todoterreno”. Así, este responsable ha de ser un artífice de la publicidad a través de la palabra, pues ha de mostrar sus dotes a través de notas o comunicados de prensa, y los medios, a priori, han de publicarlo. En este sentido, destaca el papel fundamental que desempeña un boletín o publicación interna, propia de la empresa, pues su creación y difusión entre los componentes de la misma facilita el conocimiento del trabajador de la Cultura Empresarial que la define.
c) Relaciones Públicas y organización de eventos. El Director de Comunicación, como su nombre indica, es el encargado de fomentar en la empresa la creación de actos que otorguen carisma y matiz propio a la misma. Por ello, esta persona se preocupa por la celebración de actividades relacionadas con un aniversario, una victoria económica o una onomástica de una persona crucial en la compañía. Precisamente, estos eventos propician la optimización de las relaciones internas y por supuesto, originan una repercusión mediática. En este apartado seria necesario mencionar de nuevo la relación bidireccional que conviene que se establezca entre la dirección y la jerarquía que compone la institución. Una óptima comunicación interna es el secreto del éxito de una gran compañía, lo dicen los expertos y lo demuestran los casos prácticos. En este sentido, se puede destacar, como bien señala Van Riel en su obra “Comunicación Corporativa” el ejemplo de la magnánima empresa Rabobank. Comenzó con unos tímidos inicios de comunicación externa, a través de mensajes para sus clientes que resultaban más cercanos y amables. De esta forma se ganó la confianza de los usuarios, quienes a su vez otorgaron a la compañía la consolidación que tiene hoy. Gracias a esa “brutal” política de comunicación externa/promocional, Rabobank se centra actualmente en atender las demandas de los empleados, en generar debates, en escucharlos.

El uso de las Nuevas Tecnologías en la Comunicación Organizacional
Lo que comenzó allá por los años 50 como estrategias de mejora en la producción de una determinada institución, se ha convertido hoy en toda una Ciencia, de la que aún que dan muchos aspectos que indagar y descubrir, con el objetivo de optimizar el rendimiento de una organización. Pues bien, en este sentido, sobre todo en los últimos años, está adquiriendo un protagonismo ineludible el uso de las Nuevas Tecnologías o TICs. Pasemos a ver algunos ejemplos de relación entre estos dos ámbitos.
- Intranet. Se trata de una red dentro de un área local privada, ya sea empresarial o educativa, que proporciona los servicios propios de Internet. De esta forma, se convierte en una herramienta útil de comunicación entre la plantilla profesional que conforma una empresa, y sirve, además, como elemento mediante el que resolver problemas, dudas, intercambiar impresiones o impulsar ideas. Lo usual es que la Intranet integre un “link” de la web corporativa de la empresa, y sólo los miembros de la misma pueden acceder a ella a través de un código y una serie de datos.
- Correos electrónicos internos. Son elementos útiles para comunicarse de manera rápida y eficaz. A través de ellos, se consigue ganar tiempo de trabajo, pues supone una comunicación más directa, lo cual deriva, a su vez, en una mayor dedicación a las tareas laborales y una mejora directa en la producción. Cautamente, la mayoría de las medianas y grandes empresas gozan de una red propia de correos electrónicos y su uso está ampliamente extendido.
- Página web corporativa. Permite a la empresa que el público vea sus servicios a través de Internet, el medio con los índices de audiencia más altos. La compañía expone aquí sus servicios, las personas que la integran, sus objetivos o sus cifras. Estos datos le otorgan credibilidad y por tanto confianza por parte del cliente, quien, a su vez, cada vez demanda más este servicio, por la comodidad y el ahorro de tiempo que le supone. Además, constituye un modo económico de marketing empresarial.

 La difusión de la Cultura Empresarial a través de las TICs. Internet constituye un elemento fundamental para la creación y consolidación de una cultura empresarial o una imagen que defina a la organización a través de la palabra. Así, conceptos como web corporativa o Intranet sirven para difundir los objetivos que persigue la institución y la filosofía por la que se rige. Las Nuevas Tecnologías se convierten, a su vez, en un método útil para que el trabajador sea consciente de la línea por la que se rige la empresa, de sus fines, de sus orígenes, y esto, por supuesto, motiva al empleado, pues conoce a la perfección el organigrama que conforma la compañía para la que presta sus servicios.


Apuntes
La Comunicación Corporativa surge, a mediados de los 50, como la actividad que algunas empresas llevan a cabo en pro de su propio beneficio. Sin embargo, actualmente, esos vagos inicios de comunicación en la empresa, que aglutina disciplinas como el Marketing, las Relaciones Públicas o el Periodismo, se ha convertido hoy en el pilar básico de las grandes multinacionales.
Lo órganos directivos cada vez son más conscientes de la importancia de la figura de una persona que vele por las relaciones internas de los trabajadores, por la imagen de marca de una institución, por la difusión de la Cultura Empresarial. Por ello, las grandes empresas cuidan cada vez más estos detalles, puesto que optimización de estos recursos les asegura el éxito.
Un buen trabajo de Comunicación Externa, de difusión de los valores de la organización conlleva un interés por el cliente en la misma, y por tanto, una mejora en su productividad y economía. Una vez dado este paso, la entidad puede permitirse cuidar a sus trabajadores, prestarles atención y mantenerlos informados. La motivación es, además, uno de los principales factores que llevan a que una compañía se asegure un consolidado futuro, pues un reconocimiento a tiempo es igual a un mayor esfuerzo en el trabajo por parte del empleado.
Actualmente, existen miles de medios y alternativas, la mayoría de ellos económicos, para mejorar la empresa y sus frutos. Es cuestión de organizar, disponer y plantear soluciones ante un problema del que adolecen muchos negocios: LA AUSENCIA DE COMUNICACIÓN.
 

   
   
 
 
 

                                           Agregar a Favoritos Haznos tu Pagina de Inicio   

 
 

El contenido de las notas y artículos firmados no representan, necesariamente la opinión de RRPPnet, siendo exclusiva responsabilidad de sus autores.

   

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
     
 

 

 

 ¿Dudas?
Foro S.O.S
General RRPP
Ver todos
 

 Libros
Consulta la biblioteca de libros

 ¿Alguna palabra sin  comprender?
Glosario Técnico

 Regístrate!!!
comunicacion corporativaAccede a secciones "exclusivas" para registrados

Sugerencias
Envía una noticia
Envía tus apuntes
Publica un artículo
Dicta un curso
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Página Principal | Acerca de RRPPnet | Editora |Publicidad en el Portal| Contactos |


Desarrollado por:
NM Comunicaciones ™   © RRPPnet . Todos los derechos reservados.  Términos y Condiciones.