Portal de Relaciones Públicas  

 

 

 

 

CONTENIDOS

 


  Apuntes-Tesis

 

 
Comunicación
Crisis
Imagen
Marketing
Mass Media
Prensa
Publicidad
RSE
Relaciones Publicas
Varios
   


 Artículos

 Biografías

 Glosario Técnico

 Bibliografía


RECURSOS

 

 Correo RRPPnet

 Chat
RRPPnet

 Foros
RRPPnet

 Bolsa de trabajo

 

SERVICIOS

 


 Diario de prensa

 Guía de medios

 Guía de empresas

 Newsletter

 ¿Dónde estudiar?

 

CAPACITACIÓN

 


 Aulas virtuales

 Comités de crisis

 Test de RRPP

 Cruci-RRPP

 

Institucional

Colaboradores

Recomendados

Publicidad en RRPPnet

 [Mapa del Sitio]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Apuntes > Comunicación


“LA COMUNICACIÓN EDUCATIVA: UNA NECESIDAD EN LA ENSEÑANZA DE LA COMUNICACIÓN SOCIAL”

POR: LIC. JANNY CARRASCO MEDINA

 

Remontándonos a la fundación de la primera universidad de Cuba, la Real y Pontificia Universidad de San Jerónimo de la Havana, en el 1792, la isla alcanzaba el reconocimiento por parte de la metrópolis de una basta cultura y de un amplio desarrollo intelectual, pero por el poco progreso de las ciencias adquirido de manera general, en la época no se contaba con una profesión que se dedicara al estudio  de la Comunicación Social. El desarrollo alcanzando en  la superación profesional, como antecedente para elevar el nivel científico de los docentes, tienes sus orígenes en el período colonial, en la medida en que se fue desarrollando una organización escolar sistematizada, que logró ganar su propio espacio.

 

Con la creación en el periodo colonial de la Sociedad Económica de Amigos del País (1793- 1842) se comienza a proporcionar ayuda desde el punto de vista pedagógico a los maestros y se promueve la superación, con la  divulgación de las memorias, los trabajos pedagógicos y culturales de carácter nacional e internacional en la Sesión de Educación, como una vía para cooperar con la mejor preparación del magisterio.

 

Durante la intervención norteamericana (1898–1902), la superación de los maestros constituyó un medio eficaz para el gobierno intervencionista poniendo al descubierto sus intereses. Se empleó el Manual para Maestros, donde se ofrecían lecciones que proponían los pasos a seguir para enseñar; además se otorgaron becas para estudiar en las universidades y escuelas de Estados Unidos, donde se recibían Programas de Formación Emergente que garantizaban las influencias extranjeras en la educación y el desarrollo de los cubanos en la isla.

 

En la etapa  neocolonial (1902 -1958) el panorama era diferente. La superación de los maestros y profesores se desarrolló a partir del interés propio de estos con el apoyo de  algunas instituciones aisladas; pues no constituía una política del estado. Es válido destacar la labor realizada por la Universidad de La Havana, la cual ofreció cursos, conferencias y seminarios de diferentes materias; creándose en 1941 la Escuela de Verano que se encargaba de estas actividades de superación y perfeccionamiento.

 

En la etapa republicana no podemos hablar de la existencia de una profesionalización de la carrera porque carecíamos en la isla de tan importante formación, pues nos eran impuestas desde el norte de América, todas y cada una de las especialidades: Publicidad, Marketing, Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional, Teoría de la Comunicación, entre otros).

 

 Tras el triunfo de la Revolución Cubana (1959) la educación se convierte en un deber, un derecho y un motivo de honor para todo profesional, siendo el eslabón fundamental para alcanzar un elevado desarrollo social. Se transforma la política educativa: a partir de este momento la superación profesional alcanza un lugar de primer orden.

 

En 1960 es creado el Instituto de Superación Educacional (ISE), el cual tenía entre sus funciones fundamentales la realización de cursos, cursillos y seminarios destinados a la superación del personal docente, siendo Cuba y América Latina, el punto de partida de un sistema de actividades de superación con carácter masivo y continuado para todo el personal docente que conformaba las filas del Ministerio de Educación.

 

En el período de 1960 a 1969 predominaba como modelo de superación profesional la derivación en cascada: los expertos del organismo central realizaban la proyección y orientación de las diferentes actividades de superación; las mismas aparecían en los documentos principales de organización y planificación del trabajo del MINED y eran ejecutadas a través del ISE Nacional y se derivaban hasta la escuela. Su objetivo general era garantizar la preparación mínima imprescindible de los trabajadores de la educación para lograr un enfoque politécnico y verdaderamente científico de la misma.

 

Entre 1970 y 1979 se incrementa la matrícula de las escuelas, erigiendo la necesidad de un mayor número de docentes, dando paso así a los cursos emergentes para prepararse las personas que asumirían la docencia como respuesta a las necesidades del momento. Se elaboraron nuevos planes de estudios dirigidos a la titulación de maestros en ejercicio,  desarrollándose en las variantes de cursos por encuentros y a distancia.

 

Hacia el año 1980 y hasta 1989 se inicia una etapa cualitativamente superior en materia de superación profesional; comienza una tendencia de descentralización, que unida al estilo de trabajo anterior, combinaba actividades de carácter central con otras que respondían esencialmente a las necesidades de cada provincia y municipio, además se incrementaron las acciones de superación postgraduada utilizando incluso la modalidad de educación a distancia.

 

A partir de la década del 90 con el derrumbe del campo socialista, el recrudecimiento del bloqueo y las aperturas económicas realizadas por la dirección del país; cambia  la situación, económica, política  y social viéndose afectada la superación profesional. Repercutiendo  severamente en el sector educacional  principalmente en la docencia, sobre todo en aquellas materias que requerían recursos importados para su desarrollo, según los planes establecidos. Esto influye de manera directa en la superación de los docentes pues sólo tenían a su alcance los recursos que pudiera proporcionarle el territorio, e incluso el propio centro.

 

La  nueva carrera de Comunicación Social tiene sus orígenes  en  las recomendaciones surgidas del VII Congreso de la  Unión de Periodistas de Cuba que se celebró en abril de 1999, donde se hizo un análisis crítico de la necesidad de abrir esta especialidad teniendo en cuenta las demandas de la profesión periodística.

 

A partir del año 2000, y como parte de la Tercera Revolución Educacional en la que se desempeña el país, la superación continúa emplazada por acciones de descentralización, en relación con las necesidades y potencialidades de cada provincia, municipio e incluso las instituciones escolares, a través del trabajo conjunto de los  diferentes centros de estudios de educación superior.

En el siglo XXI, varias organizaciones internacionales señalan el advenimiento de una "sociedad del conocimiento" o "sociedad de la información" que transformará el actual escenario mundial en el llamado “planeta azul”, cuyo principal catalizador es la revolución tecnológica que tiene lugar en nuestros tiempos, especialmente en el campo de la información y de las comunicaciones; donde se espera que para el año 2020, de una población de 8.000 billones de habitantes, cerca de mil millones estarán en capacidad de comunicarse entre sí de manera instantánea. Siendo el problema del conocimiento, del aprendizaje que ha de tener lugar para ello en  las diferentes alternativas al formar nuevos significados, para procesar información, obliga a las Ciencias Pedagógicas y a los protagonistas (profesores y alumnos) a un replanteamiento del proceso de enseñanza aprendizaje.

 Uno de los mayores desafíos de la universalización en esta  nueva etapa, es lograr la permanencia y  culminación de estudios de sus estudiantes, quienes  en su gran mayoría  lo sincronizan junto al trabajo. En  este sentido, se ha diseñado un modelo pedagógico que permite perfeccionar las aspiraciones de la formación profesional, sustentada sobre la base de la flexibilidad en oposición a la concepción de currículum rígido que, con sus ventajas y desventajas, no se ajusta a los requerimientos de formación de los jóvenes que se enfrentan a la doble condición de estudiantes y trabajadores.

 

El modelo concebido, responde a determinadas características,

 

1. Flexible en tanto admite su adaptación a una realidad concreta, en correspondencia con el estado actual del problema y la interrelación sistémica de los elementos que conforman su estructura.

2.  Participativo dado por la propia concepción de dirección en que se desenvuelve.

3.  Democrático por las oportunidades que ofrece el estilo de dirección y los propósitos de aprendizaje cooperado.

4.  Transformador por los propósitos de aprendizaje y autoperfeccionamiento de la práctica de la dirección.

5.  Crítico en tanto análisis, valoración continua y cooperada del nivel actual en relación con el estado deseado en la búsqueda del autoperfeccionamiento.

6.   Enriquecedor porque permite mejorar el proceso comunicativo y aprender en esa práctica en la unidad práctica-aprendizaje.

 

En el tránsito de los estudiantes por el plan de estudio se tiene en cuenta desde el inicio de la carrera hasta su culminación, el desarrollo de la capacidad de auto-aprendizaje. Este objetivo se perfila como una práctica que debe ser guiada por el profesor, al organizar con coherencia las influencias formativas y desarrollar una orientación educativa de calidad de sus demandantes.

 

Por consiguiente, sobre esta base se debe dirigir e intencionar el desarrollo, al considerar al alumno como un sujeto capaz de tomar decisiones conscientemente argumentadas, que le posibilite convertirse en un trabajador útil, creativo y responsabilizado con su autoperfeccionamiento.

 

Dentro de este contexto, la lógica de la intervención del profesor deberá perfeccionar  su preparación con vista a un mejor aprovechamiento de las zonas de desarrollo próximo, definidas por Vigosky desde los diferentes sistemas de relaciones que se establecen en el proceso de formación profesional de los futuros comunicadores sociales.

 

 Por su parte la comunicación educativa dentro del proceso de universalización de la Educación Superior constituye una herramienta indispensable pues fortalece el desempeño profesional de los profesores de la carrera de Comunicación Social, ya que estos actúan en relación con las necesidades de la práctica social para traspolar la experiencia a los contenidos impartidos.

 

No cabe duda que estos argumentos explican con nitidez la importancia de desarrollar este proceso de universalización, visto por su trascendencia humana y viable, lo que devendrá en punto de referencia para la comunidad educativa y como agenda política para impulsar el desarrollo de una sociedad sostenible que ofrece educación para todos.

 

Dentro de las formas de superación más empleadas en el último período se encuentran  la auto-superación y la superación desde los puestos de trabajos, que se combinan con la presencial por encuentro.

 

En tal sentido la superación debe desarrollarse como una actividad planificada, permanente y progresiva en forma de sistema; que tenga como fin propiciar en los profesores conocimientos, hábitos y habilidades que le faciliten la dirección acertada del proceso  de enseñanza aprendizaje, en aras de perfeccionar la formación de los estudiantes.

 

La preocupación por la formación de los docentes tanto en sus aspectos teóricos, metodológicos, ejercicio de su práctica, condiciones de trabajo, consideración social, control y evaluación, se ha convertido no sólo en un problema técnico, sino en un importante objeto de estudio teórico e investigativo, lo que reviste vital importancia en las condiciones actuales de la universalización.

 

Las consideraciones conceptuales de postgrado dentro del sistema de superación en la enseñanza superior están presentes desde el propio origen de este tipo de educación y aún cuando varían de un sistema educativo y social a otro es posible encontrar elementos de desarrollo común.

 

En tales circunstancias ha crecido el interés y preocupación por enaltecer la calidad de los sistemas educativos, lo que plantea la urgencia de profesionalizar la acción de la universidad, e implica a su vez la necesidad de elevar el nivel científico de los docentes y directivos educacionales.

 

Esto adquiere particular importancia en los profesionales que se desempeñan como docentes a tiempo parcial, ya que a ello se suma el perfeccionamiento de la labor docente educativa y la asimilación del perenne cambio de los modelos y categorías pedagógicas que impone la actual Revolución del Conocimiento.

 

En la Resolución No. 132/2004 “Reglamento de la Educación de Postgrado”, emitido por la  Dirección de Educación de Postrado, se postula textualmente, haciendo alusión a la educación de postgrado que “…En ese tipo de educación concurren uno o más procesos formativos y de desarrollo, no solo de enseñanza aprendizaje, sino también de investigación, innovación, creación artística y otros, articulados armónicamente en una propuesta docente-educativa pertinente a este nivel[1]

 

En varios apartados de los documentos enunciados con anterioridad se hace manifiesto el reconocimiento a la necesidad de la educación a lo largo de la vida profesional y en general, apoyada en la autogestión del aprendizaje y la socialización en la construcción del conocimiento por lo que se requiere que estas actividades de superación constituyan verdaderos modelos de la práctica pedagógica.

 

En la misma dirección los fundamentos teóricos y metodológicos para la concepción sistémica de la superación postgraduada de docentes y directivos educacionales se ha sustentado en los postulados de  las concepciones de la Educación Avanzada (Añorga, J., Valcárcel, N., González, G.), en particular su Teoría de los Sistemas de Superación, introduce una mirada reflexiva a la problemática objeto de investigación.

 

Para justificar el estudio de la formación permanente de los docentes podemos recurrir a varias razones, entre ellas debemos señalar: el papel tan relevante que asumen los docentes en el sistema educativo, especialmente cuando tienen lugar cambios o transformaciones, que pretende lograr el desarrollo profesional a partir de modelos de formación permanente.

 

Para los efectos de esta investigación y centrado en nuestro objeto de estudio (la superación), consideramos más abarcadora la propuesta realizada por Valiente Sandó (2005) cuando reconoce que la “superación es un proceso, que tiene un carácter continuo, prolongado, permanente y transcurre durante el desempeño de las funciones docentes o directivas, su finalidad es el desarrollo del sujeto para su mejoramiento profesional y humano, sus objetivos son de carácter general: ampliar, perfeccionar, actualizar, complementar conocimientos, habilidades, capacidades, promover el desarrollo y consolidar  valores”

 

(Añorga  y otros 2000) plantena que: “la superación va dirigida a diversos recursos laborales con el propósito de actualizar y perfeccionar el desempeño profesional actual y/o perspectivo, atender  insuficiencias en la formación o completar conocimientos y habilidades no adquiridas anteriormente y necesarias para el desempeño” por tanto entendemos como superación en comunicación educativa, al conjunto de acciones dirigidas a la adquisición de conocimientos, desarrollo de habilidades y competencias comunicativas que le permitan al docente dirigir adecuadamente el proceso de enseñanza aprendizaje en el contexto de la universalización de la Educación Superior[2]

 

 En este sentido el proceso  de enseñanza-aprendizaje dependerá en gran cuantía de la armónica relación entre comunicación-educación con el resto de los contenidos que se imparten, apoyado en una concepción de superación profesional que responda a las exigencias actuales de las constantes transformaciones educacionales en Cuba y el mundo.

El docente debe conocer que la forma de conducirse y ejercer su autoridad se asocia a un estilo de comunicación, siendo primordial la relación con los diferentes estilos de dirección.

 

• Atendiendo al estilo de dirección, a partir de las ideas de Lewin y White se hace referencia a tres tipos fundamentales: democrático, autoritario y liberal.

• Atendiendo a las funciones que cumple la comunicación V. Ojalvo y O. Kraftchenco, especialistas del CEPES, los clasifican en: comunicativo, funcional, formal y no comunicativo.

 

Se debe destacar que estos estilos pocas veces se presentan puros, aislados; sino que se combinan en dependencia de la situación comunicativa en que se encuentre el sujeto.

 

Se aboga en el proceso de enseñanza-aprendizaje por un estilo democrático, donde el estudiante tenga una participación activa en la toma de decisiones, se tengan en cuenta sus criterios y las relaciones obedezcan a una estructura descentralizada, al referir la importancia que tiene un adecuado desarrollo comunicativo para la superación profesional dirigida a la comunicación educativa.

 

Por el rol social que desempeña el profesor, debe conocer las exigencias de la comunicación en la institución educacional y desarrollar habilidades comunicativas como docente; estas ejercen un papel fundamental en el proceso de enseñanza aprendizaje.

 

En este sentido, el término habilidad es empleado como sinónimo de saber hacer; estas habilidades permiten al hombre poder realizar una determinada tarea. Contextualizado en el ámbito pedagógico se clasifican como habilidades pedagógicas, entre las cuales las habilidades comunicativas desempeñan un rol fundamental[3]

En el campo de la superación, cobra importancia primaria  el mejoramiento de los procesos comunicativos, como elemento medular para lograr  un  desempeño profesional eficiente, eficaz y acertivo, reflejado a través de su trabajo pues de ello depende en gran medida ser comunicadores de excelencia.

 

 La superación profesional dirigida a  la preparación en comunicación educativa por la vía del taller, propicia y facilita el desarrollo de la comunicación dialogada de los profesores, tan necesaria para subvertir los estilos autoritarios  y los modelos verticales de comunicación en la docencia universitaria.

La concepción de maestro investigador de su propia práctica y las perspectivas de los actores del proceso, constituyen  la perspectiva metodológica asumida en el trabajo destinado a captar el ambiente de aprendizaje en que se produce la superación por la vía del taller.

Los talleres plasman una concepción curricular abierta y generativa a partir del  diagnóstico de la realidad comunicativa de los sujetos, para  ensanchar sus marcos referenciales en tal dirección.

La comunicación educativa tiene un campo de acción muy amplio en los contextos de los procesos educativos,  docentes y extradocentes, de aquí la gran importancia que tiene por parte de los profesores  saber aprovechar productivamente estos contextos.

 

La Comunicación Educativa establece incontables interacciones entre profesores y alumnos, entre profesores y profesores y entre alumnos y alumnos, en el proceso docente educativo.

 

La comunicación es también acción diálogo y reflexión  para generar mejores aprendizajes podemos asegurar que una óptima comunicación en ambientes de aprendizaje favorecerá el desarrollo de un clima afable y de respeto, dentro y fuera del aula y  de su efectividad dependerá en lo fundamental, que la actividad del profesor no se organice en forma de discursos monólogos, sino como un verdadero diálogo entre profesores y alumnos, donde se estimulen las actitudes positivas hacia los contenidos impartidos y crezca la motivación hacia el estudio.

 

En el marco, metodológico seleccionado que sirve de encuadre a la presente investigación, responde a un paradigma dialéctico-materialista ya que un referente importante serán las representaciones y vivencias que los profesores han tenido en la superación profesional dirigida a la preparación en comunicación educativa durante su desempeño en la carrera de Comunicación Social.

 

El sistema de talleres que se propone  proyecta acciones a corto, mediano y  largo plazo que permitirán la transformación de la dirección del proceso de enseñanza aprendizaje por los profesores en cuanto a su superación, tomando como base la utilización de métodos y procedimientos que propicien la reflexión y el debate, aprendiendo a partir de sus propias vivencias en grupo y de forma individual, por lo que la aplicación de los conocimientos aportados  posibilitará el cumplimiento de los objetivos trazados en la carrera.

 

Los talleres propuesto  se fundamentan en el materialismo dialéctico e histórico y por consiguiente en la teoría marxista-leninista del conocimiento, lo que permitió trazar pautas en cada uno de sus momentos, desde la concepción del mundo que se asume, la objetividad, el papel práctico de la actividad para lograr la preparación de los profesores,  hasta el análisis histórico concreto del fenómeno que se estudia, tanto en el plano teórico como en el práctico, lo que posibilitó, el análisis e interpretación del proceso de superación profesional que se desarrolla con ellos para contribuir a la superación en comunicación educativa.

 

Este precepto ha constituido condición básica para comprender y conducir el proceso cognoscitivo, a partir de la práctica pedagógica que desarrollan los profesores en la carrera de comunicación social; constituye el núcleo del marco conceptual orientador para la concepción de los talleres.

 

A partir del concepto de superación a que se adscribe la investigadora, se propone una forma de enseñanza que apoyada en la práctica persigue el adiestramiento, la adquisición de conocimientos, aplicación de habilidades generales e incorporación a su quehacer y desempeño, métodos y procedimientos de la enseñanza en el proceso de universalización de la Educación Superior y el perfeccionamiento de los mismos. Esta superación puede coincidir a criterio de la autora con las etapas de la superación: heurística y problémica, es decir, que más que basarse en exposición de conceptos e ideas, permita al profesional ir encontrando esos conceptos e ideas, en función de perfeccionar el proceso de enseñanza aprendizaje.

 

“No interesa el aprendizaje  memorístico ni enciclopédico asociado a técnicas concretas, sino el cambio de conducta, buscar información, utilizar el pensamiento colectivo, encontrar la mejor solución.”4

 

El término sistema (del lat. systēma, y este del griego) se refiere a la noción de  conjunto (ejemplo conjunto de reglas o principios sobre una materia racionalmente enlazados entre sí, conjunto de cosas que relacionadas entre sí ordenadamente contribuyen a determinado objeto, conjunto de órganos que intervienen en alguna de las principales funciones vegetativas, conjunto estructurado de unidades relacionadas entre sí que se definen por oposición.

La utilización de este vocablo en el ámbito de las ciencias pedagógicas se ha reconocido dado que varios investigadores lo emplean como: sistemas didácticos, sistemas de actividades, sistemas de acciones, sistemas de medios, sistema de herramientas, entre otros.

Se selecciona los talleres como resultado científico porque permite resolver el problema de la práctica, referido a la preparación de los profesores dado que taller es: [4]

“una construcción analítica (teórica o práctica) sustentada en determinados postulados teóricos que intenta la finalización (optimización) de un sistema pedagógico y se dirige a la obtención de determinados resultados en la practica educativa o a mejorar los ya existentes”… “una construcción analítica más o menos teórica que intenta la modificación del aspecto estático estructural de determinado sistema pedagógico real (aspectos o sectores de la realidad)  o la creación de uno nuevo y cuya finalidad es obtener resultados superiores en cierta actividad educativa práctica”

Para lo cual proponemos la ejecución de un sistema de talleres.

Dicha construcción enfatiza en el aspecto estático-estructural del objeto de estudio sin alterar su aspecto dinámico. El sistema finalizado, si tiene suficiente nivel de abstracción puede ser representado mediante un modelo.

Los requisitos para la finalización de un sistema son:

  1. 1-Que el objeto tenga una organización sistémica.
  2. 2-Esta organización sistémica existe cuando sus componentes reúnen las siguientes características:

a)    Han sido seleccionados. ( Implicación)

b)    Se distinguen entre sí.    (Diferenciación)

c)    Se relacionan entre sí.    (Dependencia)

La selección de los elementos implicados  en el sistema (componentes):

Un elemento del sistema es implicado cuando su pertenencia es necesaria para que el sistema funcione o permanezca organizado como tal.

Un elemento es parte (dependiente) del sistema cuando se relaciona directamente con al menos otro componente y estas relaciones son necesarias para que el sistema funcione.

Existen varios tipos de dependencias: Solidarias, Causales y Específicas. Esta últimas pueden ser de covariación, asociación, correlación.

Relaciones solidarias: (Interdependencia) Son aquellas en las que el cambio en un componente (A) significa  necesariamente que le antecede, acompaña o sucede el cambio de otro u otros componentes (B) y viceversa. (A          B).

Relaciones Causales: (Determinación) Cuando el cambio del componente (A)  significa necesariamente que le antecede, acompaña o sucede el cambio en otro u otros componentes (B), pero no a la inversa. (A          B), (A         B)

Relaciones Específicas: (Covariación, asociación, correlación) Significa que el cambio en un componente pudiera provocar cambios en otros componentes, pero no  necesariamente, y viceversa).  A )( B

Las dependencias entre los componentes de un sistema pueden ser directas o indirectas. Para que un componente pertenezca a un sistema, es suficiente con que mantenga al menos una relación directa con otro componente.

La prevalencia en el sistema de las relaciones específicas o de las solidarias y causales es expresión  de su extensión. Si predominan las relaciones solidarias el sistema es menos amplio, si  predominan las causales disminuye la constricción. El sistema más amplio es aquel en el que predominan las relaciones de carácter específico.

En la construcción del sistema estas relaciones deben quedar explícitamente definidas y si se representa mediante un modelo, el investigador debe crear un código formalizado representativo de cada una de estas relaciones.

Características que debe poseer un sistema como resultado científico pedagógico: El sistema como resultado científico pedagógico, además de reunir las características generales de los sistemas reales (totalidad, centralización, jerarquización, integridad) debe reunir las siguientes características particulares. Martín Serrano señala los siguientes: (Serrano, M.1982.)

Intencionalidad. Debe dirigirse a un propósito explícitamente definido.

Grado de terminación.  Se debe definir cuáles son criterios que determinan los componentes opcionales y obligatorios respecto a su objetivo.

Capacidad referencial: Debe dar cuenta de la dependencia que tiene respecto al sistema social en el que se inserta.

Grado de amplitud. Se deben establecer explícitamente los límites que lo definen como sistema.

Aproximación analítica al objeto. El sistema debe ser capaz de reproducir analíticamente el objeto cuyas características se pretenden modificar.

Flexibilidad. Debe poseer capacidad para incluir los cambios que se operan en la realidad.

La autora de la investigación utiliza el sistema  para a través de la superación profesional en comunicación educativa de los profesores de la carrera Comunicación Social, atender el perfeccionamiento del proceso de enseñanza aprendizaje.

La estructura que se asume en la elaboración de la misma, es la ofrecida por el colectivo de autores del Centro de Estudios de Ciencias Pedagógicas de la Universidad Pedagógica “Félix Varela”.

·       Marco epistemológico (Fundamentación y justificación de su necesidad)
· Contexto social en el que se inserta el sistema. ¿con qué objetos de la realidad interactúa?
· Representación gráfica
· Explicación (significados, exigencias, criterio de uso, argumentación sobre sus cualidades, explicación de cada uno de sus elementos y de las
         interacciones que se establecen entre los mismos)
· Formas de instrumentación (Recomendaciones, alternativas variantes).
· Evaluación.

La fundamentación filosófica de los talleres que se propone tiene su base teórica y metodológica en la Filosofía Marxista, específicamente en el método materialista dialéctico, el cual permite el análisis y la interpretación de los procesos pedagógicos, donde los profesores desempeñan un papel importante en el desarrollo de la superación en comunicación educativa, en función de optimizar el proceso de enseñanza aprendizaje.

Tiene en cuenta la necesidad del perfeccionamiento de los conocimientos de los sujetos de manera consciente, así como el análisis concreto del fenómeno que se estudia y nos facilitó el análisis e interpretación del proceso de superación en comunicación educativa.

Se asume la teoría del conocimiento científico que parte de la contemplación viva al pensamiento abstracto, y de este, a la práctica, por lo que concedemos gran importancia a los diferentes elementos y etapas que se integran para paulatinamente ir avanzando en el fin que nos proponemos.

Se utilizan las categorías de la dialéctica materialista, causa- efecto, para ilustrar los nexos y relaciones que se establecen entre las diferentes dimensiones e indicadores determinados, los cuales guiaron las decisiones para el presente trabajo.

Para elaborar los talleres se han seguido los principios psicológicos del enfoque histórico-cultural de L. S. Vigotski y sus colaboradores, el cual se centra en el desarrollo integral de la personalidad que sin desconocer el componente biológico del individuo, lo concibe como un ser social cuyo desarrollo va a estar determinado por la asimilación de la cultura material y espiritual creada por las generaciones precedentes.

Explicación

Los talleres  poseen una cualidad sistémica  que se estructura a partir de, cuatro etapas relacionadas con el diagnóstico, planeación, instrumentación y validación, lo que propiciará solucionar el problema mediante la utilización programada de determinados recursos y métodos sujetos a constantes adecuaciones y readecuaciones en su puesta en práctica según la necesidad de la realidad objetiva donde se utiliza, determinando su rasgo de irrepetibilidad, siendo casuístico y válida solo en el momento y contexto específico en el que la situamos. 

Una vez realizado este análisis la autora considera definir el término sistema en relación  a la superación profesional dirigida a la preparación en comunicación educativa, por la importancia que este reviste para la investigación.

Se considera como sistema  dirigido a la preparación del docente, al  conjunto  de acciones sucesivas y coherentes estrechamente relacionadas, que se encaminan a la superación profesional dirigida a la preparación en comunicación educativa, para atender las carencias dentro del proceso de enseñanza aprendizaje.

Parte del diagnóstico de las carencias de los profesores, de la determinación de un objetivo general, de los plazos para su ejecución, y las formas organizativas de la preparación, las mismas serán controladas antes, durante y después de la instrumentación de esta, para transformar la realidad. Se distingue por el uso durante el proceso de preparación de la acción reflexiva y valorativa de los docentes.    

  • Exigencias:

En la elaboración de los talleres se tuvieron en cuenta las siguientes exigencias:

 

(1)-    La fundamentación de la estrategia de superación de la carrera de Comunicación Social.

(2)-    El estudio histórico de los resultados del diagnóstico de la comunicación educativa en el proceso de universalización de la educación superior.

(3)-    Las exigencias que plantean los planes (C y D)  de estudios de la carrera.

(4)-    El diagnóstico aplicado a los profesores para conocer las potencialidades y carencias de superación profesional dirigida a la preparación en comunicación educativa, en función del proceso de enseñanza aprendizaje.

 

Cualidades de los talleres

 

Se considera la necesidad de dirigir desde una perspectiva contextualizada acciones encaminadas a resolver los problemas detectados en la actividad de los profesores con un enfoque de sistema que relacione los elementos que actúan dentro del mismo y sus relaciones con el entorno, proponemos dar una solución científica a la contradicción creada a través de este enfoque, en el que predominen las relaciones de coordinación, aunque no dejen de estar presente las relaciones de subordinación y dependencia. 

 

El enfoque de cambio en la orientación permanente hacia el mejoramiento continuo de la preparación de los profesores, y mediante el enfoque sistémico que garantice una actitud en ellos, extrovertida, voluntarista, anticipada, crítica y abierta al cambio.

 

Para lograr transformar la manera de conducir el proceso  de enseñanza aprendizaje, de forma tal que los docentes sean un modelo a imitar por los futuros comunicadores sociales y posean un profundo dominio del contenido que imparten, piensen positivamente y sientan satisfacción de hacerlo correctamente.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

1.-Álvarez Echevarria María Isabel. Comunicación y Educación.

2.- Álvarez de Zayas Carlos. Fundamentos teóricos de la dirección del proceso de formación del profesional de perfil amplio. Editado en la UCLV. Santa Clara, 1988.

3.-Casadevall Morales, Adriana. Estrategia de  superación profesional para el perfeccionamiento de la comunicación–p15. Tesis (Doctor en Ciencias Pedagógicas)

4.-Casassus, J. (2000). Estándares de desempeño para la formación inicial de docentes. División de Educación Superior, Programa de Fortalecimiento de la Formación Inicial Docente. Santiago de Chile.

5.-D Estefano Miguel, Carta  Magna. Editora Política

6.-Ojalvo  Mitrany Victoria. ¿Cómo hacer efectiva la comunicación? Colectivo de Autores del CEPES, UH. Ciudad Habana.

 

 

[1] Reglamento de la Educación de Posgrado. Dirección de Educación de Posgrado. Resolución 132 / La Habana, 2004 p.8

[2] Añorga Morales Julia. Glosario de Términos de Educación Avanzada, CENESEDA, Ciudad Habana,1995.

[3] Casadevall Morales Adriana. Estrategia de  superación profesional para el perfeccionamiento de la comunicación. Tesis en opción al título en Doctor en ciencias.

[4] Dra. Nerely de Armas Ramírez. MsC. Josefa Lorences González. Dr. José Manuel Perdomo Vázquez: Caracterización  y diseño de los resultados científicos como aportes  de la investigación educativa. ISP. Félix Varela.

 

>>Consultar primera parte de la investigación>>

 

 



El contenido de las notas y artículos firmados no representan, necesariamente la opinión de RRPPnet,

siendo exclusiva responsabilidad de sus autores.


Página Principal | Acerca de RRPPnet | Editora |Publicidad en el Portal| Contactos |


Desarrollado por:
NM Comunicaciones ™   © Portal de Relaciones Publicas-RRPPnet . RRPPnet.net. Todos los derechos reservados. Términos y Condiciones.