Portal de Relaciones Públicas     
   
 
 

CONTENIDOS


Apuntes-Tesis


 
 Artículos

 Biografías

 Glosario Técnico

 Bibliografía


RECURSOS


 Correo

 Chat

 Foros

 Bolsa de trabajo

SERVICIOS


 Diario de prensa

 Guía de medios

 Guía de empresas

 Newsletter

 ¿Dónde estudiar?

CAPACITACIÓN


 Aulas virtuales

 Comités de crisis

 Test de RRPP

 Cruci-RRPP

Institucional

Colaboradores

Recomendados

Publicidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Apuntes-Tesis » Varios 
 
 
PSICOLOGÍA INSTITUCIONAL
   

Existe en las organizaciones un contrato significante que permite, a pesar de la arbitrariedad de los significantes linguísticos, que todos tendamos a extraer de ellos los mismos significados. Entonces no se puede violar este contrato arbitrariamente.
Es este contrato significante el que impone la coherencia perceptual a los participantes.

Existencia de preceptos
Códigos de reconocimiento que garantizan
el orden del mundo

Los objetos son elementos en cuya percepción no interviene el lenguaje. Estan allí cumpliendo una función.
-espacios su distribución impone las relaciones que se establecen entre quienes allí trabajan y denuncia los modelos vinculares subyacentes.
-equipamiento
-manuales
-papeleria
-uniformes

El sentido que se les atribuye a estos objetos es un sentido que desborda el uso del objeto.
Cuando se habla de comunicación en las organizaciones se alude desde esta perspectiva que presento, a procesos de creación de sentido. En estos procesos es tan importante lo que se dice como lo que se muestra.

-La ropa y los espacios hablan de poder
-El equipamiento habla de la riqueza
-Los modelos vinculares hablan de la ideología

Es necesario recurrir a un metalenguaje que se haga cargo de la existencia de estos objetos como portadores de significados. Este lenguaje pertenece al marco teorico de la semiótica (la ciencia gral de los signos).
Si la comunicación se refiere a los procesos de asignación de sentido la coherencia expresiva es condición para la credibilidad.
El sentido del cambio permanece en suspenso hasta que se verifique la coherencia expresiva con él relacionada.
Tan importante como el contenido de aquello que se propone cambiar es la comunicación en relación con dicho cambio.
Si se cuida la comunicación, si se piensa en los destinatarios del cambio y los sistemas simbólicos que ellos valoran para otorgar credibilidad, los problemas técnicos se podrán resolver.
Una semiótica de las organizaciones es entonces el marco teórico necesario para entender cómo se impone el orden del signo. Adquiere carácter instrumental en relación con los procesos de cambio.

Semiótica y Psicología social.

Conciernen a la semiótica los procesos de significación, el modo en que eventos-palabras-comportamientos y objetos son portadores de sentido para los miembros de una comunidad.
Estos procesos de significación son producidos por los sujetos en una red de relaciones sociales, siendo a su vez productores de esa misma red. Esto nos sitúa en el marco dela psicología social se ocupa de las relaciones entre estructura social y configuración del
psiquismo.

La semiótica se divide a su vez en tres campos:

1-La sintaxis: Estudia las relaciones de los signos entre si
2-La semántica: Estudia los signos en relación con los objetos.
3- La pragmática: Indaga los signos en realción con los sujetos que los usan
a) Los objetos: Para referirnos al sentido de los objetos es inevitable utilizar el lenguaje, es necesario actualizar verbalmente este significado. El lenguaje que se elige para hablar de ellos ya está determinado por la organización. Esto implica la utilización de la lingüística de las organizaciones.
b) Hay ciertas palabras que una organización utiliza con mayor frecuencia que otras. Hay ciertos términos que se inventan y es necesario poner en marcha procesos de comunicación para instituirlos. Las palabras son este sentido objetos que tienen, también ellas, un valor de uso y un sentido que las desborda.


La noción de signo en la organizaciones

Signo: Todo lo que pueda ser tomado como algo que esta en lugar de algo. Esta sustitución implica representación psiquica.
Ejemplo: Si una oficina es grande y confortable y luminosa me sugiere poder, allí hay representación psíquica de un fenómeno que se expresa a través de lo que veo.
La desnudez de las paredes de una planta fabril me habla de enajenación.
La significación puede concebirse como un proceso: es el acto que une el significante y el significado que comparten los sujetos en el proceso de creación de sentido.
En la semiótica de las organizaciones, lo que hace a un signo ser un signo es el contexto y la posición del sujeto en relación con dicho objeto y con la organización.
Las lineas de los pasillos pintadas en el suelo son pues un código de seguridad. La represión que yo asocio con ellas es una interpretación, un trabajo de desvelamiento de un sentido oculto en un significado aparente.
El sentido que desborda el uso de los objetos en las organizaciones pertenece, entonces al orden de lo connotado. La descripción solo dennota.
La construcción del significado implica el reconocimiento de la posición del sujeto en relación con el objeto. Esto incluye su experiencia- su lugar y su marco teórico.
El ECRO esquema de conocimientos a los que el sujeto hace referencia para operar, es una herramienta perceptual, el aparato para construir perceptos. Es por ello que dos sujetos podrán hacer la misma interpretación de un signo. Un ECRO propne una inevitable ligazón entre significante y significado.
Un moviliario, una herramienta, un sistema de información me hablan de la organización en su conjunto, pero también pueden ser leidos desde un sector o desde un grupo o haciendo referencia a la personalidad de un individuo.
Isotopías: Tópica idéntica para asignar sentido a todas las palabras de una frase, para designar a estos planos de referencia.
Debe construird una cadena como sintagma, combinación de signos que tiene como base la extensión. Debe identificarse la isotopía pertinente, el plano de referencia más adecuado para la significación.
Funciones signo en la organización: Hay cuatro tipos de elementos que operan como
funciones signo

Palabras objetos comportamientos eventos
1- Las palabras emitidas en forma oral o escrita
2- Los objetos: útiles-herramientas etc y en sentido metafórico a la distribución del espacio y el uso del tiempo. Ej: Las rayas de los presos, la corbata de los gerentes son todos objetos que designan una propiedad de sus portadores.
3- Los comportamientos de las personas: Las conductas que asumen y lo que expresan a través de ellas en las distintas situaciones en que actún.
4- Los eventos : particular conformación que aúna espacio-tiempo-recursos-personajes y objetivo.

La identificación y el análisis de las funciones signo permite su utilización en el marco del orden simbólico instituido.
Existen términos my propios de las organizaciones, creados para designar cuestiones específicas, para ser utilizadas., pero cuyo sentido desborda el significado literal que poseen.
Esta polisemia, la existencia de un mismo significante con distintos significados posibles no reside en el significante mismo. Es la situación la que la determina, así como la persona que hace la interpretación.
Si el significante se asocia con la expresión y el significado con el contenido, la relación que se establece entre expresión y contenido es función del contexto, en este caso la organización.

Una tipología de la comunicación en las organizaciones: Existen en las organizaciones
cuatro tipos de comunicaciones


Instrumental mutativa motivacional simbólica
Relativa a los procesos de necesaria para los procesos de Dirigida a asegurar la cooperación relativa a la institu-
Creación de sentido en las cambio y renovación Ej: Pro- de los integrantes en actividades ru- ción y refuerzo
Actividades normales y ru- mover a una persona inespera- tinarias y de cambio.Ej: armar un del orden simbóli-
tinarias de transformación da para un cargo superior. Cuestionario que diga su opinión co. Ej: en una pa-
Que dan sentido a la organi- me interesa. Si hay falta de credi- red colgado un
Zación. Ej: una hoja de ruta bilidad se convertirá en un bome- manifiesto que ran. enuncia princi-
pios y proposi-
Una organización capaz de inventar palabras para referirse a sus propios procesos, puede superar las limitaciones que supone la aplicación de un lenguaje viejo a situaciones nuevas.

Comunicación y funciones-signo.

Cruzaremos la clasificación relativa a las funciones signo y la otra relativa a las comunicaciones dentro de la organización.


Funciones signo Instrumental Mutativa Motivacional Simbólica
(o groc)
Palabras *** ***
Objetos *** *** ***
Comporta-mientos *** ***
Eventos *** ***

Las intersecciones señaladas en la matriz indican los tipo de comunicación en los que las respectivas funciones-signo tienen mayor trascendencia.

1- La comunicación instrumental: se nutre básicamente de palabras (se refiere el autor a lo que las palabras connotan)
2- Para la comunicación mutativa, todo vale ningún recurso es excedente, importa su redundancia.
3- En la comunicación moticvacional importan los objetos y los comportamientos.. En la elecció de los objetos y los comportamientos empleados para motivar a las personas, no debe olvidarse que la motivación se relaciona con las necesidades.
4- Para la comunicación simbólica sirven los objetos y eventos, los primeros porque mienten con menos frecuencia, los segundos porque su carácter deliberado, en principio los libra de la sospecha. Utilizo la palabra y recurro a los comportamientos cuando quiero instituir un orden simbólico.

Cáracter autorreproductor de los sistemas semióticos.
En nuestra sociedad todo uso es convertido en signo de uso. El signo se constituye como tal en función de un sujeto, con independencia del grado de conciencia que tenga el proceso de significación.
Las cosas se ven pero de ellas no se habla. El proceso de significación opera en el nivel inconsciente en sentido amplio.
Son nuestras experiencias organizacionales tempranas, las de la escuela, las instituciones recreativas etc) las que instalan en nosotros esa competencia social.
La eficacia social y cultural de los sistemas semióticos de la organización reside en que su funcionamiento discursivo se despliega en buena medida al margen del reconocimiento consciente de los sujetos sociales.
Los modelos de organización proveen los significados y los sistemas semióticos refuerzan esos modelos subyacentes.
La combinación de signos es libre, pero se trata de una libertad vigilada por el orden instituido. Y lo que termina de cerrar este orden es el contrato significante; la convención implícita por la cual los integrantes se comprometen a otorgar ciertos significados y no otros, el compromiso para una actividad interpretativa compartida sin la cual todo orden social se desmoronaría.
Nuestra pertenencia a las organizaciones es operacional. Somos miembros en tanto realicemos las conductas propias.
La organización es la puesta en escena de un orden simbólico. Si tal orden ha de existir es necesario objetivar el signo, naturalizarlo para organizar la acción común, enlazar significante y significado en una operación instantánea de codificación.
En los procesos de cambio, por el contrario, debe eliminarse esta automaticidad.Comunicación social y organización.
Lo que hace a un signo ser sociales su contexto y la actividad interpretativa compartida basada en un conjunto común de códigos.
En las organizaciones, nuestra relación con los hechos está en gral mediatizada por los sistemas de comunicación formales e informales, todos ellos revistiendo un cáracter semiótico. Sin significado el acontecimiento se nos escapa. La dimensión semiótica de la organización contribuye a ubicarnos en el presente, a caracterizar su estado, a asimilarlo y operar sobre él.
Este proceso de comunicación social es perceptible desde las perspectivas sincrónica y diacrónica.
Hay un aquí y ahora ( sincronía) significado por muchos allá y entonces (diacronía). Hay una configuración estructurada de significantes (sintaxis)cuya significación sólo es posible al considerar el pasado y el presente, tanto de la organización como del sujeto que interpreta.

La organización como sujeto enunciador
La organización establece un modelo de relaciones.
De está manera se constituye en sujeto enunciador, exhibe un discurso que la identifica..
La organización es un red de relaciones entre individuos.
El orden simbólico resulta de un proceso de negociación, en el cual cada uno procura, exhibe y hace uso de la cuota de poder que cree que le corresponde. La alusión a un orden negociado sitúa al discurso en la perspectiva diacrónica.
La concepción de la organización como sujeto enunciador el análisis de su discurso nos ubica en el campo de la semántica.
El poder se nutre de símbolos y los símbolos constituyen y señalan al poder. Estamos en el dominio de la pragmática, que nos permite analizar cómo opera este proceso de selecciones y exclusiones que constituye el discurso de una organización en relación con sus integrantes, de dónde viene y adónde va.
La metáfora de la organización como enunciadora de un discurso nos remite al dominio de las relaciones entre sus integrantes. En las organizaciones, todo discurso es explícita o implícitamente, un discurso de poder.

Definiciones básicas.

Código: Establece correspondencia entre elementos de un sistema de significantes y un sistema de significados.
Sistema de significación que reúne entidades presentes y ausentes, significantes y significados, expresiones y contenidos. En la codificación, la relación significante/significado es convencional. La convención puede ser explícita (códigos técnicos) o implícita (códigos poéticos). El código es un proceso y en las organizaciones un proceso negociado, dentro de los limites que impone la vigencia de las instituciones sociales.

Sintagma: Combinación de signos que tiene como base la extensión. Cada término adquiere su valor por oposición a lo que precede y a lo que le sigue. La actividad analítica que se aplica al sintagma es la segmentación.
Podemos tomar la organización en su conjunto y analizar los diferentes sistemas, y tambien analizar cada subsistema segmentando sus componentes, como será el caso, por ejemplo, de los sistemas de identificación del personal, en los que segmentaremos la vestimenta, las tarjetas de presentación, los carnets de identidad.

Sistema: Una estructura, donde lo que importa es la presencia o ausencia de un elemento y no su naturaleza.
También llamado Paradigma, implica la unión de los términos en a ausencia. La actividad analítica que se aplica a los sistemas es la clasificación. La sustitución de un sistema de promoción por otro determina un cambio en el sentido de los términos de socialización. El significado es uno con el sistema anterior y será otro con el nuevo.. En los sistemas semióticos de la organización hay un soporte de la significación y una parte significante la variante.
El sistema o paradigma sólo se hace cargo de la diferencia. Es por ello que se dice que un sistema se organiza para permitir significación.

Motivación: Relación natural entre significante y significado. La analógia entre ambos puede ser metafórica o metanímica.

Metáfora: Asociación sustitutiva. En las organizaciones el espacio es una metáfora del poder

Metonimia: Significante y significado están asociados por un nexo de contiguidad en el espacio en el tiempo. El status se expresa en un discurso metafórico y la función nos ubica en un disicurso metonímico.
Sintagma Sistema
Sintaxis Semántica
Contiguidad Similitud
Concatenación Selección
Metonimia Metáfora

Asintácticos.
La ausencia de un signo no modifica la validez de los otros. En
algunas organizaciones, los sistemas de capacitación suelen ser de
Sistemas este orden. La capacitación de uno no tiene a veces nada que ver
con la de los otros.
Sintácticos.
Los elementos asumen su valor en función de su posición en el
mensaje, la combinación entre ellos obedece a reglas sintácticas
Predominio de la articulación, la interdependencia.
La jerarquia de roles es un sistema sintáctico. El valor de un sujeto
varia en función de la cantidad de personas que están por debajo de
él. Esta sintaxis puede función de la cantidad de personas que
estan por debajo de él.


Relaciones diacríticas: El ejemplo de un sistema de capacitación.
contingente, no planificado que nos pone frente a elementos en
relación diacrítica

Taxonómicas: Las relaciones entre sus términos son unívocas,
necesarias, inclusivas. El concepto de relaciones
semánticas nos permite comprender que nos se puede obtener
sentido del análisis si no se cruza este indicador con otros. Ej:
un banco con sus sucursales descentralizadas geográficamente
si estas son independientes (rel. Diacrítica) , si hay algún tipo
de relación entre ellas ( rel. Taxonómicas)

Arbitrarios: En estos sistemas sus signos están establecidos por
decisión unilateral y no por contrato La significación suele ser
explícita y los códigos lógicos. Ej: la moda
Sistemas
No arbitrarios: En muchos casos el contrato es implícito y pro-
ducto del atravezamiento institucional. Ej: ropa de seguridad, en
una fábrica el casco y la antiparras están estipuladas en las.
convenciones colectivas del trabajo

Motivados: Un signo es motivado cuando la relación entre su sig-
nificado y su significante es analógica. Cuanto menos fuerte es la
motivación menos restrictiva debe ser la convención. En los sistemas
motivados los signos significan por metáfora o por metonimia. La
tivación de un sistema exige distinguir el plano de referencia
(isotopía) respecto del cual se establece la significación. Ej Vesti-
menta haciendo el análisis con relación al poder.
Sistemas
Inmotivados: la vestimenta; si la isotopía elegida es la económica

Sistemas Sistemáticos y Asistemáticos : En los sistemas sistemáticos los signos son estables y constantes. Algunas convenciones sociales atraviezan fuertemente la organización. Ej la vestimenta, en algunas organizaciones se prohibia a las mujeres usar pantalones más tarde el cambio a nivel social abolió esta prohibición.

Signo de grado cero: Un sinificante adquiere significado por mera presencia o ausencia. Tal sería el caso de un organigrama; el hecho que no exista nos indica que estamos frente a una organización donde lo informal predomina sobre lo formal.
Denotativa: Está constituida por el significado concebido objetivamente.
los sistemas semióticos de las organizaciones tienen predominante deno-
tativa en relación con su función.
Sistemas con Connotativa: Entra en estrecha vinculación con la cultura. Los sistemas
predominante semióticos tienen predominante connotativa en relación con su utilización.

Mensajes calientes y frios
En un mensaje caliente, el sentido está dado siempre por el emisor, en uno frío en mayor o menor medida, por el receptor que está implicado en la comunicación. En las organizaciones, los mensajes muy calientes, aquellos muy denotados por el emisor, aportan muy poca información. Ej: house organ. A los receptores de este tipo de publicación les importan muchas veces más las omisiones y los errores que contienen. Son ellos quienes lo tornan de caliente a frio, centrando su real significación en lo que connotan y no en lo que denotan.

Semiótica en las organizaciones: Intenta descifrar la significación social y política de las cosas en ese ámbito particular, desvelar su sentido para permitir a quien la ejerza una adaptación activa a la realidad. Su ética es la del sujeto

Semiótica de las organizaciones: Las constituye en sujetos enunciadores de un discurso y pretende, a través de los signos que construye desentrañar su origen, atender a sus regularidades, poner de manifiesto sus contradicciones. Los conceptos teóricos que introduce permiten ampliar la comprensión respecto de los procesos de comunicación y, por lo tanto operar sobre ellos con mayor eficacia.
La semiótica de las organizaciones debe construir un corpus. Sus elementos son de naturaleza heterógenea: herramientas, escritorios, normas, comportamientos, ceremonias,papeles, decoraciones, climatizaciones, ruidos. El abordaje sintagmático y sistemático de este corpus posibilita la estructuración del campo. Se trata de tomar el universo de significantes y segmentarlos en sus elementos componentes, reconociendo las relaciones que los unen y los significantes que portan.
Están los elementos que construyen el presente: Toda el área expresiva de la organización, la intensidad emocional de los vínculos, los olores, las temperaturas,
Y los que instituyen el orden simbólico. Significando de esta manera la estructura: los procesos de socialización, la selección de personal y los métodos de inducción por medio de los cuales se instala a la gente en su rol.
A través de estos elementos la organización habla predominantemente de sí misma.


Reconocimiento de las unidades significativas.

Tomando el universo significante como cadena sintagmática, la operación que corresponde primero a su análisis es la segmentación. Deben identificarse las unidades significativas, que son fragmentos de sintagmas que tienen un aspecto significante y un aspecto significado.
El aspecto significante es el objeto en sí, el soporte, por ej. Un sistema de remuneraciones. El aspecto significado es el sentido que desborda su uso, la formas en que se elige hablar de él en la organización.
Las sustituciones caracterizan a los cambios conservatorios, mientras que las conmutaciones son distintivas de los cambios innovadores
Los sistemas semióticos de las organizaciones son sistemas complejos, constituídos por sintagmas combinados.
Reconocemos entre unidades significativas .tres tipos de relación
1- Relaciones de solidaridad: Cuando un sistema implica necesariamente al otro y reciprocamente. Ej: un sistema de evaluación y desempeño exige un sistema de evaluación y este no será eficaz si un mal o buen desempeño implican lo mismo.
2- Relaciones de implantación simple: en las que un sistema obliga a otro,pero no a la inversa
3- Relaciones de combinación: en las que ningún sistema obliga al otro.

Clasificación de las unidades significativas.
La clasificación es una operación que pertenece al orden del sistema. Reconocer unidades significativas que tienen semejanza en cuanto al sentido que se deriva de su utilización, sirve en las organizaciones para poner de manifiesto la coherencia expresiva que debe establecerse entre ellas. Los participantes son extremadamente sensibles en relación con las desautorizaciones recíprocas que exhiben las unidades de una misma clase.
La coherencia expresiva hace creíble el discurso de una organización. La clasificación tiene el propósito de alertar sobre esta conectividad de los sistemas de significación, implica reconocer clases de elementos cuya finalidad prescribe que, si se cambia alguno de ellos.
Clasifico las unidades significativas de una organización según sus referentes. De acuerdo con ellos me interesa distinguir tres clases de unidades:
1- Unidades que refieren a los modelos subyacentes
2- Uidades que refieren a los recursos humanos
3- Unidades que refieren a la interacción (reuniones fijas, programadas, contingentes y eventos)

4- Unidaes que refieren al área expresiva de una organización.

La expresión puede ser afectiva: relativa al clima de trabajo
Estética: indicativa de concepción armonica de las rel.
( paredes, arquitectura, clima, acustica, imagen objetos )
Cultural: marcada en las instancias a través de las cuales
los miembros expresan valores y creencias (vestimentas-
comida, mitos, palabras etc)
5- Unidades que refieren a la valoración de los recursos

SISTEMAS QUE REFIEREN A LOS MODELOS SUBYACENTES.

Estructura:
La estructura organizativa configura el territorio en el que los miembros tratan de ubicarse. La cantidad de niveles jerarquicos que incluye una estructura es un indicador relevante para medir el grado de autonomía.
La estructura está en relación semántica con los sistemas de decisión información y control, ya que es la intersección entre estos sistemas la que permite comprender su adecuación y funcionalidad. Por otra parte la relación entre estructura y roles es de solidaridad.
El modo de expresión de está estructura, (en la mayoria de las organizaciones en las que se encuentra formalizada) se denota a través de un organigrama. : es una representación pobre de la realidad interaccional de la organización. En términos de estructura, es esencial la identificación de la forma jurídica de la organización.

Sistema de roles.
Los roles configuran cadenas sintagmáticas. El sistema de roles está más cerca del habla que de la lengua de la organización. La segmentación que se realice permitirá identificar las unidades significativas, relacionadas entre sí de tres maneras.
Relaciones de solidaridad
Implantación
Combinación
Los sistemas de roles son sintácticos. Su sintaxis es mixta, espacial en el sentido de sus ubicación relativa en la estructura, temporal porque están encadenados en términos del cumplimiento de los ciclos de la organización.
Como todos los sistemas, los planes, presupuestos y programas de una organización, explícitos o implícitos, tienen un valor denotativo y un valor connotativo.
Denotan la teleología de la organización, las metas que persigue y los objetivos que se elaboran para alcanzarlas. Connotan los supuestos básicos que subyacen por debajo de la enunciación de metas.
En particular es importante observar el grado de participación que tienen los distintos sectores en la elaboración de los planes ya que ello señala el poder y la autonomía que posee cada uno de ellos en relación con los demás.

Sistemas para la toma de decisiones.
Aquí es relevante poner de manifiesto la participación. Importa la identificación del quien y del cómo. El modelo para la toma de decisiones en algunas organizaciones es secuencial.
Un modo de decisión simultaneo, como todos los interesados interactuando en el mismo espacio, da cuenta por el contrario de un orden interaccional diferente, de la posibilidad de tratar los disensos de otra manera.
La sintaxis de estos procesos es temporal, importa su encadenamiento en el tiempo, el lapso que se demora en algunas de ellas más que en otras.
Sistemas de comunicación formales.
Hay organizaciones donde el análisis de las comunicaciones escritas revela mensajes muy calientes.
En muchos casos, es el lenguaje utilizado el que contribuye a la inequívoca significación con mayor fuerza que los propios contenidos expresados, como por ejemplo en las comunicaciones escritas del poder judicial.
Los mensajes en donde se desea implicar al destinatario deben ser frios, tienen que dejar algo librado a la imaginación.

Sistemas de información
Un sistema de información adecuado sólo es posible a partir de un modelo comprensivo de la propia organización, de sus procesos y de sus relaciones con el contexto.
Los indicadores de un sistema de información, como la participación en el mercado, la rentabilidad etc son abstracciones, computaciones.
Los sistemas de información son una instancia mediadora para la construcción del presente, su falta de adecuación resiente la comunicación.. Los sistemas de información, como componentes de los de comunicación, están en las organizaciones más o menos familiarizados, y que su grado de formalización es un indicador e la coherencia de sus modelos.
Sistemas de control
Son los mecanismos puestos en juego para asegurar la ocurrencia de las actividades prescriptas y los procesos programados en la forma esperada.
Es necesario indagar si son explícitos o implícitos, conocidos o desconocidos, si se controla o se vigila.

Sistemas de trabajo
Importa que modelo vincular connotan. La cadena seriada de producción es un ejemplo de empobrecimiento de las relaciones.. La relación entre especialistas y generalistas, entre los que planifican y los que ejecutan y los que controlan es uno de los indicadores más preciso para los integrantes, respecto de lo que se espera de ellos.

Relaciones con el exterior.
Es un hecho que la gente adquiere mayor compromiso cuanto más siente que la suya es una organización con personalidad, con una fuerte determinación interna que la orienta en la consecución de sus propios imperativos éticos.

Distribución del espacio físico.
Una de las unidades más potentes en términos de comunicación. Interesa como sintagma, como sintagma exhibe su analogía metonímica con las funciones de las personas en la organización.



Administración del tiempo
La valoración del tiempo del otro como muestra de sus consideración, el tiempo extendido como una cinta que une a las personas, que anuda sus relaciones, que determina encuentros y desencuentros.

Manejo del tiempo
El dinero es un poderoso analizador. La manera en como se lo maneja es significativa. ¿quienes cobran por semana?, etc. Formas de pago: bicicleta financiera o valoración de la producción.

SISTEMAS QUE SE REFIEREN A LOS RECURSO HUMANOS.

Sistemas de socialización en el ingreso.
El pasaje de cada uno de nosotros por nuestras organizaciones configura un proceso continuo de socialización y esta continua socialización tiene momentos preponderantes de expresión en el ingreso, adquiere allí relevancia simbólica.

Sistemas de selección.
Allí tanteamos a la organización mientras somos tanteados por ella, nos formamos una proto-representaciónque despúes no se modificará muy fácilmente. Nos aferramos mucho a nuestras primeras impresiones, que estructuran rápidamente una imagen temprana de un mundo extraño como forma de bajar el nivel de ansiedad que nos provoca lo desconocido.

Sistemas de incorporación e inducción
En este momento somos inducidos a exibir ciertos comportamientos y no otros: es aquí donde se perfecciona el contrato significante que ya viene signado por nuestro aprestamiento social.
Si al principio eran nuestros modos de asunción los que prevalecían al final son las adjudicaciones las que respetamos y repetimos.

Sistemas de socialización en la transformación
Somos particularmente vulnerables a la socialización secundaria continua en los momentos de pasaje, aquellos en que mutamos, cuando nos transformamos de una cosa o otra ( en la organización) aunque sigamos siendo una misma persona. Ej: nos evaluan, nos capacitan y nos promueven y se refuerza mediante sanciones y recompenzas.

Sistemas de evaluzción del desempeño.
Liderazgo (10)
Capacidad de análisis ( 7)
Amplitud de visión (5)
Realismo(5)
Adaptación social (3)
Imaginación (3)
Para la semiosis, en términos de connotación, que mensaje más fuerte que la descalificación exhibe la imaginación. Imaginativos del mundo absteneos.

Sistemas de capacitación
Suele ser un sistema reductor de variedad. A la gente no se la educa , sino que se la entrena y muchas veces las decisiones se toman en función de las personas y no de la organización.

Sistema de promoción
Los sistemas de promoción, junto con los de sanciones y recompenzas, son esenciales respecto de cómo la gente percibe la administración de justicia en las organizaciones. Esto está claramente denotado por el lenguaje que se utiliza para su valoración; se las califica como justas e injustas, demuestran imparcialidad o favoritismos etc.

Sistemas de sanciones y recompensas.
La sanción es un señal para el afectado y para el resto.
Las recompensas suelen ser importantes por omisión; allí donde no existen se resiente la motivación, ya que da lo mismo hacer las cosas muy bien que más o menos.

Sistema de egreso.
La particularidad de los egresos es que siempre implican la elaboración de un duelo.

Sistema de remuneraciones.
Son sintagmáticos y sintácticos. A los efectos de su racionalidad, importa la relación entre sus términos; cada uno de ellos adquiere valor en función de los démas. La expansión semántica de cada término está limitada por los términos contiguos de la cadena sintagmática. Son esenciales en los procesos de cambio innovativo.


Demografía.

Las edades, los orígenes sociales de los integrantes, su nivel cultural etc Todos estos son factores de un análisis demográfico muy revelador para la semiótica de las organizaciones. Movilidad y mortalidad pueden analizarse en relación con estos factores. El análisis demográfico es una herramienta apropiada para identificar subculturas en las organizaciones.

Sistema de propiedad de los objetos
La confianza es el elemento que distingue a los paradigmas subyacentes en estos sistemas, y, por lo tanto, la que los toma significativos.
La vinculación con los objetos estan en relación semántica con las formas jurídicas de la organización y los modos de dirección.

Sistemas de tiempo libre. Ocio
Los períodos de descanso, son pautados? Cómo son esas pautas? Etc

Sistemas de identificación personal.
Tarjetas personales, carnets de identificación, nombres en las puertas, uniformes, ropa de trabajo, son todos modos de identificar a quienes son sus portadores. También los designan sus espacios, el modo en que controla su igreso y egreso, sus objetos y sus prerrogativas


Relaciones Laborales
Relaciones con el sindicato, representación de los distintos niveles jerárquicos etc

SISTEMAS QUE SE REFIEREN A LA INTERACCION

Reuniones fijas
Programadas
Contingentes

Sirven para entender cómo se estructura la interacción. Interesa registrar el clima de formalidad o imformalidad, el cumplimiento de los horarios, el lenguaje que se utiliza etc. Del estilo de liderazgo dependerá la convocación a reuniones asiduas o no, importantes o no.

SISTEMAS QUE SE REFIEREN AL AREA EXPRESIVA
Area afectiva
Comportamientos indicativos de la intensidad emocional de los vinculos entre las personas. El mundo de los gestual, de lo preverbal como indicador de lo que sucede. La intensidad emocional denota el clima y connota la pertenencia.
Comportamientos de los superiores en relación con sus subordinados.
Cercanía o distancia, transparencia u opacidad, cortesía u hostilidad. Se erigen en modelos de identificación o provocan rechazo, pero nunca generan indiferencia.


Signos de relación
Para el análisis semiótico, es interesante analizar cómo se establecen los signos de relación entre los distintos niveles jerárquicos, si se presentan homogéneos o bien dependen mucho de los sujetos particulares que se encuentran. Los signos de relación están presentes también en las comunicaciones escritas a través de las fórmulas de encabezamiento y de despedida.
El lenguaje utilizado en una conversación o comunicación escrita es un signo de relación.

Area estética.
-arquitectura -paredes -climatización ambiental -acústica ambiental
Las decoraciones son significativas.

IMAGEN INSTITUCIONAL. IDENTIDAD CORPORATIVA

-Ojetos . Diseño industrial
-Diseño de las comunicaciones formales. Diseño gráfico. Se dirige principalmente hacia el exterior, para gestar una imagen rápidamente identificable en el entorno. Reinan los mensajes calientes.
Se elaboran manuales de imagen que imprimen el mismo sello a todo lo que es sellable.
La preocupación estética por el diseño de los productos es señal también de la necesidad de ser identificado.



Area cultural

-vestimenta (aspecto)

Comida
La comida configura un lenguaje. Un menú es una cadena sintagmática y cada uno de los platos que propone es una unidad significativa

Relaciones de género. Hombres y mujeres.
Hay roles tipicamente femeninos y otros paradigmáticamente masculinos.
El cruce de la sexualidad con el poder adquiere connotaciones particulares en las organizaciones. Hay lugares en los que no se emplea a mujeres recién casadas porque su probable futuro embarazo será una complicación.
No es lo mismo ser mujer ejecutiva que hombre ejecutivo, cambian las consideraciones en cuanto al horario, vestido y lugar.

Tratamiento de las minorías
Sexualidad, salud y minorías constituyen otro ejemplo de sistemas en relación semántica.
La discriminación de las minorías es una señal de pérdida de individuación;la diferencia se combate, es indeseable.

Ritos, ceremonias.
Una organización incapaz de mantener viva su propia historia no sobrevive.
Pero la presencia de lo ritual no se remite a la consideración de los grandes eventos solamente. La vida cotidiana de las organizaciones está plagada de pequeños rituales reveladores de su cultura.
Es necesario sustentar en la práctica cotidiana aquello que el ritual predica.
Muchas conductas defensivas de los sujetos asumen la forma de la repetición ritual. Son una manera de afirmarse en lo conocido como modo de enfrentar lo desconocido y aventar así los peligros y tentaciones que propone un universo significante cuyo significado no se controla.
La relación entre los rituales de las personas y los que se repiten en la organización proporciona un interesante enfoque de la relación entre aquéllos y ésta.

Mitos.
Son relatos que dan cuenta de tiempos pasados y fundamentales, en cuya estructura se codifica el sistema de creencias de la organización. Narraciones cuyo valor está en su vigencia relativa a los procesos de significación.
Los relatos hablan del crecimiento de la organización a través de ellos los participantes internalizan el esquema de valores de ésta.

Palabras.
Su originalidad, las reiteraciones en cuanto a su utilización, las circunstancias en que se modifican, lo abierto o cerrado de sus códigos importan más, desde este punto de vista.
Las definiciones de salud socialadquiere aquí carácter estratégico, como sucede en muchos otros casos con infinidad de términos que se utilizan.
Repetición y redundancia tienen en estos procesos de significación importancia crucial.

Sistemas que refieren a la valoración de los recursos.
- Aspectos cuantitativos en el uso de los recursos
- Aspectos cualitativos en el uso de los recursos tecnología
- Utilidades. Aplicación y distribución.
- Incongruencia entre lo que se dice y los recursos que se asignan a lo que se hace. El análisis cuantitativos y cualitativos de la distribución de recursos es un poderoso analizador en el proceso de la semiosis organizacional.
- En las organizaciones con fines de lucro, la aplicación y distribución de utilidades es
- Para el análisis semiótico, es posible pensar en la más elemental de las matrices, una bidimensional que repita sus elementos en filas y columnas particularmente significativa a los ojos de sus integrantes.
En otro orden de consideraciones, puedo decir que en un proceso de cambio innovativo reestructuraré los sistemas de comunicación y los asociaré solidariamente con los de información y control. La matriz no es más ni menos que lo que yo puedo hacer con ella.

Semiotica del conflicto.
Lo manifiesto es que las organizaciones no tieneconflictos, sino que hay en ellas gente que los narra y que, al hacerlo, los significa como tales. El conflicto es una construcción; una situación es vivida como conflictiva si es significada como tal.
El valor instrumental de una semiótica del conflicto, cual es la posibilidad de convertir estas narraciones en signos, significantes que señalan las estructuras de significación y que, al hacerlo, permiten comprenderlas y operar sobre ellas.
Enfatizo su forma de narración, más aún su modo discursivo, para señalar que la construcción del conflicto, por vías de elecciones y construcción es, en primer lugar, epistemológica.
En segundo lugar es ontológica. Decir que algo es un conflicto implica ubicarse en un contexto, reconocer sus propiedades y desde allí hacer la operación de distinción
Metodológicamente, la oportunidad consiste en utilizar el conflicto como señal que ilumine aspectos de este fondo.
Elementos estructurales para la significación del conflicto.
Ontológicamente hablando, hay básicamente seis elementos para la significación de los conflictos
La identidad: La multiplicidad de conflictos que ocurren en la cotidianidad de una organización constituye una cadena sintagmática. Algunos de sus términos serán más significativos que otros, y este hecho está en íntima relación con la identidad.
El sistema político: Un segundo elemento estructural para la significación del conflicto es el sistema político. Estos sistemas son en las organizaciones autocráticos o democráticos, y en este último caso, pueden distinguirse la cogestión y la autogestión.
La racionalidad dominante: Es el tercer elemento estructural ej: si en una escuela se impone circunstancialmente la racionalidad económica, y un maestro expulsa a un alumno, si los padres de todos los alumnos se juntan y plantean a la dirección una solución
excluyente: o reincorporan al alumno o todos retiran a sus hijos de la escuela.. Esta racionalidad opera preventivamente, impulsará a darle otro sentido a la falta cometida por el alumno.
Los sistemas de trabajo constituyen el cuarto elemento a tener en cuenta, ya que son determinantes de los modos de relación entre las personas. A través de ellos la organización manifiesta su disposición su disposición a la integración de las fnciones y de las áreas.
El espacio : En donde se ubica el conflicto en la organización , qué lugar se le asigna. Utilizo la noción de espacio metafóricamente y propongo las siguientes dimensiones para su caracterización.
Espacio
Jerárquico: en qué niveles esta el conflicto? etc.
Físico: donde ocurren los conflictos, donde estallan?
Comunicativo quienes son los emisores? El conflicto es admitido abierta o cerrradamente?

El tiempo: tiempo de gestación y solución del conflicto, en que momento se admite la existencia del conflicto, desaparece o siempre vuelve? etc

A estos seis factores agrego uno situacional, que es el estado de la organización (actividad sostenida/ crecimienyto o en retracción) (recién fundada/madura). En las consideraciones el estado interviene también esa noción un tanto vaga e imprecisa que es el clima. Mediante su medición queremos establecer para simplificar, si las relaciones se desarrollan en un marco de seguridad y confianza o, por el contrario priman la desconfianza y la rivalidad.

Significación del conflicto.
La multiplicidad de conflictos que ocurren en la cotidianidad de una organiación constituyen una cadena sintagmática. La identidad, el sistema político, la racionalidad dominante, los sistemas de trabajo, el espacio, el tiempo y el estado de la organización son elementos a tener en cuenta para la segmentación de esta cadena, para la ubicación de sus términos. Contribuyen a la ubicación del conflicto.
Semióticamente hablando, las isotopías son oposiciones no binarias; el salto de un plano de referencia a otro implica para el mismo significante, el salto de un significado a otro. El cambio de isotopía implica la neutralización de todas las otras tópicas de referencia.
Para los participantes, la significación de un conflicto está en relación con el cáracter estructural o contingente que presente. Hay conflictos de naturaleza estructural, como los que se suscitan entre médicos y enfermeras en un hospital. Ello no me dice mucho acerca de la organización.
En cambio hay otros que son portadores de novedad, que se resisten a ser significados desde las estructuras de significación existentes, que obligan a su reconsideración.
Por último, hay conflictos que amenazan el orden simbólico de las organizaciones y otros que son inocuos en relación con él. Entre los primeros, la oposición de intereses entre administradores y profesionales en las instituciones educativas, asistenciales etc.
Entre los segundos un conflicto de competencias entre dos departamentos judiciales del poder judicial: se resuelve en una instancia superior, que determina a quién corresponde la competencia en cuestión y punto.
La reiteración de conflictos que amenaza el orden simbólico es una señal de inestabilidad.
El poder atravieza el discurso de la organización, está presente en todos sus sistemas semióticos, connota todos sus términos. El orden jerárquico es estructura, lenguaje de la organización; jerarquía etimológicamente quiere decir la vigencia de lo sagrado, de allí su inevitable asociación con la estabilidad.
Las manifestaciones del poder son acontecimientos en relación con esta estructura, habla de la organización.
El orden jerárquico es sistema, se somete a las clasificaciones, se ordena en una escala de niveles; la consideración del poder pertenece al orden del sintagma, importan las asociaciones, el valor que asume un término es siempre relativo al valor de los términos contiguos.
Jerárquia y poder son para la semiosis organizacional, lenguaje y habla de orden superior frente a los demás.
Los sistemas semióticos son esencialmente sistemas de diferencias y, en las organizaciones, todas las diferencias remiten explícita o implícitamente, a la consideración de la jerarquía y del poder.
El pansincretismo (la capacidad de integrar cualquier código, discurso o sistema de representación) otorga estabilidad al sistema y este es el reconocimiento semiótico del cáracter cohesivo y productor que tienen la jerarquía y el poder en las organizaciones. El mismo significado tantas veces recogido a través de los multiples significantes otorga estabilidad al sistema. La consecución de esta estabilidad es la rigidez.
La dialógica estabilidad-inestabilidad, representativa a su vez de orden-desorden.
Hay sistemas semióticos arbitrarios y analógicos. En la arbitrariedad del significante reside la clave del poder de orden simbólico. Quien puede imponer un significante arbitario , tiene poder. Pero los sistemas semióticos de la organización son analógicos en relación con la jerarquía y el poder.
La represión internalizada es el origen de la naturalización de las diferencias. Todo orden normativo, como lenguaje, debe recurrir para su institución a la represión del habla instituyente que se le opone.

Semiótica del cambio

Los distintos términos de la cadena sintagmática, llamados también paradigmas, al cambiar, tienden a expandirse semánticamente. Un cambio en la estructura organizativa tiende a modificar también la distribución del espacio físico, los sistemas de información, el sitema de remuneraciones.
La expansión semántica de cada uno de los términos está limitada por la semántica de los términos contiguos. Es el sintagma quien anula al sistema. Si cambia la estructura organizativa, pero no el espacio ni la información ni las remuneraciones, diré, por más que alguien afirme lo contrario, que estoy frente a un cambio conservativo. Si el nuevo paradigma tiende a expandirse contaminandosemánticamente a los contiguos, a imponerles su significado obligándolos de esta manera también a cambiar, estaré frente a un cambio innovativo, que entraña una modificación en las estructuras de significación.
Los instituyente en la organización es un paradigma que pugna por expandirse semánticamnete. La transformación de lo instituyente en instituido implica la extensión de dicho paradigma dentro de una cadena sintagmática.
Acotaciones para el operador.
1- El análisis semiótico es institucional. Un sistema prevalece sobre otro en función del contexto.
2- Una intervención es mejor cuando sirve a dos planos de refencia
3- Si la significación de todos los sistemas semióticos contribuye a la creación de sentido, o sea a la comunicación, es necesario distinguir que hay algunos de ellos que tienen un valormetacomunicativo
4- Todo cambio amenaza la estructura existente aun cuando tienda a perfeccionarla. Las resistencias que manifiestan los individuos frente a él provienen de las ansiedades que genera. Estas ansiedades se incrementan ante una comunicación expresivamente incoherente. La incoherencia expresiva delata contradicciones en el discurso y torna sospechosos los propósitos enunciados.
5- En semiótica se interroga a los objetos y a los sistemas sólo en relación con el sentido que detentan. Unicamente un análisis semiótico permite a la organización controlar sus propios términos. Introduce la posibilidad de otorgar coherencia textual al discurso.
Relaciones entre lo manifiesto y lo latente.
El proceso de simbolización. La unidad de trabajo.
Para poder relacionar los conceptos de lo manifiesto con lo latente, una primera herramienta a la que se puede recurrir es el cono invertido desarrollado por Pichon Riviere, a los efectos de caracterizar el acontecer grupal que lleva de lo explícito a lo implícito en un continuo proceso en espiral, donde la labor del coordinador es precisamente contribuir , a través de sus intervenciones, a que lo latente se haga manifiesto, permitiendo al grupo comprender y elaborar la naturaleza de los obstáculos que se oponen al desarrollo de su tarea.
El acontecer implícito de un grupo en un momento dado está sobredeterminado por una multiplicidad de factores que trascienden su propio ámbito.
La segunda herramienta de análisis es la unidad de trabajo, constituida inicialmente por el existente grupal, la interpretación del coordinador y el nuevo emergente. La tarea entre la relación del coordinador con el grupo, es el elemento que otorga sentido a la existencia de la relación.
La explicación no está constituida por una única intervención, sino que es un proceso de aproximaciones sucesivas a lo largo de las cuales se llega a identificar el punto de urgencia, definido por P. Riviere como aquel de máxima vecindad entre lo manifiesto y lo latente, y que caracteriza el momento oportuno tanto desde la comprensión del coordinador como de la posibilidad de elaboración del grupo, para hacer explícito lo implícito.
Ubicación de los conceptos en términos de categorías lógicas de pensamiento.
Para ello se recurre a una clasificación de tres niveles.
Nivel Conceptos
1- Epistemológico o metanivel: esta relacionados con nuestros valores y creencias, por lo que resultan inexcusables en este nivel de análisis las consideraciones éticas e ideológicas. -Etica/ideología-concepción de aprendizaje
-Elucidación de la contratransferencia
-Sujeto productor y producido
-Relación dialéctica mundo interno-mundoexterno
-Adaptación activa a la realidad
-Crítica vida cotidiana

2- Ontológico: Hace a la naturaleza del fenómeno observado y nos permite describir y explicar lo que vemos en el contexto de lo que sabemos. -vinculo
-tarea
-obstáculo
-rol
-manifiesto-latente/explícito-implicito/consciente-inconsciente.
3.Metodológico (técnicas): Es el nivel donde se desarrollan las técnicas para intervenir sobre la realidad que se ha presentado a través de los modelos, en marco de la definición de objeto realizada en el metanivel. -Unidad de trabajo
-Señalamiento, interpretación, construcción
-Punto de urgencia. Timing
-Encuadre

El psicoanálisis y la primera tópica inconsciente, preconsciente y consciente.
A lo largo de la obra de P. Riviere se pueden encontrar las siguientes correspondencias.
MANIFIESTO
LATENTE EXPLICITO
IMPLICITO CONSCIENTE
INCONSCIENTE

En la introducción al psicoanálisis Freud hace una caracterización de lo manifiesto, refiriéndose al sueño como aquello que el mismo desarrolla ante nosotros. Mientras que lo latente es lo que permanece oculto e intentamos descubrir. Agrega Freud que lo manifiesto (en el sueño) tiene una apariencia totalmente incomprensible si queda aislado de su sustrato latente. Vale decir que primero, lo latenteno se vey segundo, hay una relación entre dos sistemas, tal que uno no puede comprenderse sin recurrir al otro.
La metapsicología, Freud define al consciente como una representación que se halla presente en nuestra consciencia y es objeto de nuestra percepción, mientras que lo inconsciente aparece como una representación que no percibimos, pero cuya presencia estamos prontos a afirmar basados en pruebas e indicios de otro orden.
Se tiene entonces una organización constituida por dos sistemas en interacción, regidos cada uno de ellos por principios que le son propios y los distinguen del otro.
Lo preconsciente, constituido por contenidos que sin estar presentes en el campo actual de la consciencia, son sin embargo susceptibles de consciencia.
La censura deforma, reprime, desplaza, condensa, estando básicamente determinada por la repulsa que tienen los contenidos inconscientes para acceder a la consciencia.
En cambio debe adscribirse a la censura un doble carácter: es en principio instrumental, ya que no pueden estar permanentemente todas las representaciones a nivel de consciencia. Pero es también defensiva ya que podemos reconocer en las operaciones del sistema.
Los elementos inconscientes implican una representación de cosa, en el sentido en el que el objeto tiende a hacerse inseparable de la huella mnémica. El cuadro siguiente resume los conceptos desarrollados.
Sistema Proceso Representación Verbalización genera
Consciente Secundario palabra -----------------------
Preconsciente Secundario + ramificaciones del inconsciente palabra Reticencia
Inconsciente Primario cosa resistencias

Freud sotiene que no hay separación esquemáticamente precisa entre los distintos sistemas, y que la relación entre ellos es de interacción y mutua cooperación.
La relación entre los impulsos conscientes y preconscientes como una relación dial 2gica, definida por la unión sombiótica de dos lógicas que se nutren entre sí, entran en concurrencia, se parasitan mutuamente, se completan a la vez que se oponen y se combaten a muerte. Aceptar esta relación como dialógica implica poner en suspenso el paradigma lógico donde uno excluye al otro, ambos sistemas son necesarios a los efectos de la comprensión del aparato psíquico.

La correspondencia de términos quedan entonces planteadas de la sigueinte manera:
Manifiesto Explícito Consciente
Latente Implicito Inconsciente (en sentido descriptivo)

De lo individual a lo grupal.
El portavoz es quien, en un momento dado de la situación grupal, merced a una particular sensibilidad que adquiere por el cruce entre la horizontalidad del acontecer grupal y su propia verticalidad, se constituye en vehículo del emergente.
El portavoz puede ser uno o más, y en este último caso pueden darse tres posibilidades:
a) que existan portavoces por redundancia
b) la existencia de portavoces por acumulación, los que, a través de sus intervenciones, enuncian aspectos complementarios, estando entonces el emergente constituido por la sumatoria de sus aportes.
c) Portavoces por oposición, situación en la que a través del mecanismo de disociación, dos bandos contrarios enuncian aspectos contradictorios del acontecer grupal.
La tarea del coordinador consiste aquí en restituir al grupo la unicidad de los aspectos fragmentados a través de los distintos portavoces. Para que se constituya una trama vincular debe haber algo que la articule; ese algo está constituido, en primer lugar, por la mutua representación interna, que se construye a través del proceso grupal, y en segundo lugar por el factor actual, o sea, el contexto y su incidencia en el grupo en ese instante, la posición respecto del encuadre, el momento del proceso grupal.
Cuando P. Rievere dice que el acontecer latente del grupo está determinado por la trama vincular de fantasías inconscientes de sus integrantes, está implícitamente definiendo el dominio de existencia del grupo como el de los vínculos entre sus integrantes. Es decir que no son las propiedades de los individuos que pertenecen a un grupo las que lo caracterizan como tal, sino las relaciones que se establecen entre ellos, aun cuando toda interacción con un grupo es siempre una interacción con sus integrantes.
La caracterización del campo grupal como un campo de transferencias múltiples entre los integrantes, con la tarea y con el contexto en el que se desarrolla la operación grupal es otro ejemplo de este enfoque.
Indicios que permiten establecer hipótesis acerca del acontecer latente del grupo. Se establecen estos elementos por omisión (aquello que falta), por redundancia (algunos elementos se reiteran + allá de lo normal), por contradicción (en cuyo caso se analizan los términos de la disociación y la relación entre ellos, y por último lo insólito (como ruptura de lo cotidiano)
Los estereotipos, todo aquello que aparece como descolgado, como risueño, como siniestro, las expresiones intensas de afecto y muchos otros sucesos son ejemplos de estos indicios que permiten al operador caracterizar el existente y establecer sus hipótesis acerca de la estructura latente que subyace.

La interpretación como proceso de simbolización
Recuerdese la definición de signo:
SIGNIFICANTE
Signo=
SIGNIFICADO

El emergente tal como ha sido definido es un signo, lo cual implica varias cosas.
a) un determinado hecho producido en un grupo puede ser tomado como significante, pero no se constituye en signo hasta que no se le asocia un significado.
b) Un mismo significante puede tener, y de hecho tiene, varios significados posibles.
c) Varios significantes pueden aludir a un mismo significado
d) En tanto el emergente relaciona en su carácter de signo, mientras que lo latente se distingue por su sentido significado ( significa, aclara aspectos de lo manifiesto)
e) P. Riviere sostiene que cualquier cosa que acontezca en un grupo está manifestado por medio del emergente el contenido implícito de la situación de grupo. Pero debe agregarse que ninguna de estas cosas (significantes) puede ser tomada como indicio de dicho contenido implícito ( esto es, tomada como signo) hasta que no se le dé una explicación (significado). O sea que dentro de la estructura de lo manifiesto, todo es significativo en tanto el operador pueda asignarle un significado.
f) Vale decir puestos frente al acontecer grupal, encontramos que lo significativo no es el acontecer mismo, sino la mirada que el observador le dirige.
g) Frente a la constitución de un signo, señalarlo o no dependerá del carácter de obstáculo que dicho hecho presente. En todo grupo hay una estructura imaginaria que subyace, cuyo carácter en un determinado momento y en función de una situación dada puede facilitar la tarea del grupo o constiturse en un obstáculo.
h) Se tiene entonces dos planos, el de lo manifiesto, explícito o consciente y el de lo latente, implícito o inconsciente en sentido descriptivo. Existe una distancia y una correpondencia entre ambos planos.

En un determinado momento el conjunto de elementos de lo manifiesto es enfocado por la mirada del observador, que trata de trascender dicho plano para iluminar algunos aspectos de lo latente. Así como un suceso (A), tomado como significante, se constituye en signo cuando desde una posición (1) se le asigna un significado (A) que corresponde al plano de lo latente.
Los factores que determinan dicha posición son tres:
1- El ECRO del operador, lo que equivale a decir que, no es lo mismo una mirada desde un marco psicoanalítico que otra con un marco conductivista.
2- Lo sincrónico, o sea, la comprensión situacional que el operador tiene en función de lo que aquí y ahora está pasando
3- Lo diacrónico, es decir, los datos que agrega el conocimiento de las circunstancias del proceso grupal hasta ese momento.
4- La figura 4.4 en términos de proceso alude a la simbolización, que puede describirse a través de los siguientes pasos:
5- A) Aprehensión de lo manifiesto: la caracterización del existente y detección de los obstáculos. En este paso hay un encuentro de intencionalidades, la del operador que pretende extraer significados de aquello que ve, y la del inconsciente que busca vías de expresión.
6- Simbolización, que consiste en asignar un significado al significante. Esto implica, en gral, que de la variedad de signifacados posibles se debe elegir uno. Es la interpretación
7- Significación, que implica totalizar en una unidad de sentido todos los significados obtenidos a lo largo del proceso de simbolización. Esto significa poner enfasis en el carácter acumulativo del proceso.

La posición del operador.
1- Una operación de distinción consiste en especificar una figura y el fondo, del cual queda ditinguido.
2- La existencia de una unidad queda especificada por la operación de distinción
3- El postulado científico de Objetividad significa, implícitamente , la existencia de un objeto, existencia ésta que es independiente de la posición del operador.
4- La estructura de lo latente es un acto de imaginación del operador.
5- La riqueza de las explicaciones que el operador pueda realizar depende de su capacidad. Tal capacidad está constituida por la variedad de sus experiencias anteriores
la concordancia operacional que establece con
el grupo
la posibilidad de instrumentar la transferencia
recíproca.
su ECRO que de algúun modo resume todo lo
anterior.

6) Toda mirada es una mirada desde un marco conceptual y todo lo que se dice es dicho por un observador a otro observador ( que puede ser él mismo) desde dicho marco conceptual.
El ECRO no es sólo importantes en términos de consenso, sino que además es lo que permite al operador tomar distancia del grupo, reconocer su implicación en tanto está incluido en el fenómeno que observa, y desde esa distancia (óptima) operar.
7) Ninguna descripción de una realidad absoluta es posible. La realidad cognitiva que se genera es inevitablemente relativa al observador. Esa realidad está constituida por un sistema (grupo) en continuo cambio estructural, y que dicha operación consta de tres momentos el momento de la mirada, exterior en primera instancia,pueta en lo
manifiesto del acontecer grupal.

la construcción de un modelo (interior) de lo que se mira, o sea una
Representación funcional, en este caso de la estructura latente del
grupo

la operación propiamente dicha; el momento de la intervención.

La presencia de la organización en el grupo
Desarrollaremos en este punto, la manera como la organización atraviesa y determina el acontecer grupal, tomando como ejemplo la escuela de Psicología Social que trabaja con grupos operativos de aprendizaje. Para ello planteo primero las relaciones entre institución, organización, grupo, sujeto y situación, situando el rol de coordinador en el centro del conocido esquema.

Se reconoce a primera instancia la presencia de la institución Educación y los atravesamientos que determina, entre los cuales cito la existencia de una díada institucional (docente-alumno) y las relaciones entre poder y saber que ella establece, las evaluaciones, la noción de aprendizaje y su utilidad social, además de loas aspectos económicos por los que se rige esta particular organización.

La organización y su identidad construcción.
En el vértice de la organización se encuentran los conceptos de identidad y valores propios.
La identidad es el conjunto de rasgos invariantes que constituyen la organización, transformandola en singular y única a los ojos de los sujetos. En particular la identidad-construcción está constituida por aquellos rasgos que la organización construye para sí, los que elige como su estrategia fundamental que preserva a través del tiempo.
La identidad-construcción, expone el derecho de una fuerza que, por vías de su afirmación, constituye un cuestionamiento implícito y la exclusión de lo que no considera válido. Construye una cultura específica.
En el seno de la organización, la identidad-construcción se constituye en discurso. En sentido metafórico la existencia de un disucrso identificatorio hace circular la identidad por la organización y la constituye para sus miembros.

Valores propios de la organización
La estructura de toda organización se nutre de repeticiones y recurrencias
Valores propios a aquellos valores estables emergentes de infinitas computaciones recursivas.. La adquisición y utilización de valores propios de la organización proporcionan a los miembros aquello que hemos llamado anteriormente competencia social organizacional, una verdadera estructura cognitiva específica, relativa a la organización, que tiende a asignar un sentido unívoco a los distintos acontecimientos de la cotidianidad.
La competencia social en sentido amplio es la matriz sobre la que se construye la competencia social organizacional.
La noción de tarea torna intangible el acontecer grupal y pertenece al nivel ontológico. El concepto de obstáculo, a través de su utilización instrumental al servicio del aprendizaje, se ubica en el nivel metodológico de nuestro esquema conceptual.
La identidad es sincrónica. Los valores propios son diacrónicos. Un valor propio que se intenta preservar se constituye en rasgo de identidad.
La existencia de un ECRO es un rasgo de identidad. Su evolución a lo largo de procesos dialécticos pertenece a la estructura, en tanto materializa, actualiza la identidad, que de otro modo no tiene sino existencia virtual.
Si el ECRO como concepto constituye ël cristal con que se mirasu actualización como valor propio está relacionada con el color del cristal.

Presencia de la identidad y los valores propios de la organización en los grupos que la constituyen.
La identidad tiene presencia virtual y se actualiza en una estructura. Ambos concepto son de naturaleza sincrónica, la identidad por su carácter de invariante y la estructura por su materealización en un aquí y ahora.
Pero para entender la dinámica de las estructuras es necesario recurrir a un nuevo concepto, el acontecimiento.
La temporalidad del acontecimiento, su cronología, la sucesión de acontecimientos en la flecha del tiempo, transforma a éstos en el hecho diacrónico del sistema que constituyen identida y estructura.
Así como la estructura actualiza la identidad, así el acontecimiento actualiza la estructura.
Todo acontecimiento adquiere sentido dentro de una estructura. La estructura está vinculada al acontecimiento como regularidad a lo novedad, como lo conocido a lo desconocido, como lo cierto a incierto.
La estructura provoca mediante la interpretación, el encaje del acontecimiento en sí misma.
Identidad, estructura y acontecimiento se determinan de manera recíproca y son complementariamente descriptivas.
Un existente, un acontecimiento en un momento dado, tiene más de una significcación.
La reducción de la multiplicidad de sentidos se transforma entonces en polisemia reglamentada: los existentes tienen más de una interpretación, pero no tinen interpretaciones infinitas.
Las significaciones múltiples de los acontecimientos se sitúan dentro del espacioinstituido.
El excesodel acontecimiento se relaciona con lo real. Respecto de sí, la estructura es la realidad.
Hay, pues un conflicto entre la potencial expansión semántica de los acontecimientos y la acción limitativa de la estructura.
La resistencia al cambio se concibe como la resultante del interjuego de dos ansiedades básicas, el temor a la perdida y el temor al ataque.
Cuando una de esas dos ansiedades aparece como figura, la otra se hace fondo, cuando una es manifiesta, la otra está latente.
A partir de ellas, se construyen las interpretaciones del obtáculo, adscribiéndolo preponderante a una de estas ansiedades.
Es tarea del contexto, de la identidad y de la estructura, de la vigencia y estabilidad de los valores propios, ocultar la riqueza semántica de los acontecimientos, de comprimirla para reducir así la variedad de conductas posibles de los integrantes.
La organización propone la instalación de un orden simbólico que asume de esta forma un valor de cohesión, en contra de su par dialógico de dispersión.
La organización es la puesta en escena de este orden simbólico.

Isotopías.
Usamos este concepto de isotopía pro extensión para la organización, diciendo que impone, instala, legitima planos de referencia para la interpretación de los acontecimientos que en ella suceden. Estos planos se refieren al orden simbólico que rige.
Lo que una organización no tolera son desplazamientos de sentido fuera de las isotopías que instituye.
Una estructura que permita múltiples dimensiones de sentido, destruye el orden simbólico.
Un conflicto entre psicoanálisis y psicoterapias en una organización de salud mental es un conflicto de isotopías y si es llevado a tal instancia es porque los planos de referencia entran en colisión. El conflicto se desarrolla en el plano de lo manifiesto y reconoce en lo latente determinantes éticas, ideológicas y relativas al poder.
En tanto no se resuelva el orden simbólico resulta perturbado. Si esto no sucede, la subsistencia está en peligro. Desaparece el discurso identificatorio hacia el afuera y en el adentro, no hay más de un nosotros, sino que son ellos que se erigen como amenaza para nuestra razón de ser.

El rol del coordinador como articulador entre organización y grupo.
El coordinador articula la concepción de aprendizaje propia de la organización en el acontecer grupal y modela las expectativas de los integrantes. Instala con su discurso la
política de la escuela en el grupo.
El grupo vesu proceso de aprendizaje con los ojos del coordinador. Aprende a reconocer sus obstáculos mediante sus señalamientos y a elaborar sus ansiedades con auxilio de sus interpretaciones. La mirada del coordinador construye la realidad del grupo.
Esquematizo entonces las relaciones entre organización, coordinador y grupo, nuevamente en las modalidades inclusiva y análitica.

La relación grupo-coordinador como sistema cerrado.
El rol del coordinador adquiere un lugar priviliegiado frente a los ojos del grupo. La escuela legitima su poder y, confirma su saber.
Esta interaccións e repite secuencialmente una y mil veces constituyendo lo que he denominado un proceso recurrente, por lo de repetición. Y recursivo, en el sentido en que cada salidase transforma en una nueva entrada.
El postulado de la existencia de lo manifiesto y lo latente transforma a la unidad de trabajo en un valor propio de la organización. Desde esta perspectiva, el coordinador, al constituirla en eje de su análisis, construye aquello que busca.
El contexto ecónomico, social y político en sentido amplio, y la propia organización, en sentido restringido, se constituyen en el entorno de esta interacción, y las perturbaciones que de este contexto provienen se procesan de manera de preservar la clausura de dicha interacción así entablada. Esta clausura se refuerza a través de la construcción de mutuas representaciones. A lo largo del proceso, cada integrante del grupo construye una representación de sí mismo y de su relación con los otros, incluido el coordinador. Este a u vez construye una representación del grupo. Ambas representaciones se constituyen en torno a la noción de tarea. Estas representaciones se refuerzan y se estabilizan recíprocamente y terminan construyendo la realidad del grupo.
Realidad tomada aquí como sistema cerrado, que no inhibe el reconocimiento de factores discriptivos endógenos o exógenos, que rompen con la armonía del sistema.
La clausura descripta reconoce la posibilidad de tres cierres patologicos, disfuncionales, perturbadores de los procesos de comunicación

En la primera situación, la intervención del coordinador refuerza el existente, lo confirma y lo sanciona. No hay novedad, no se constituye el nuevo emergente. Ej: intervenciones del tipohay resistencia al cambioo hay demasiada ansiedad.
Ën el segundo caso, el coordinador se cierra sobre sí mismo y desaparece el grupo. Las intervenciones se construyen sobre el imaginario de aquél, su propio mundo interno se impone y no deja espacio para el reconocimiento del mundo externo, tal como lo señalamos en ocasión de explorar el vértice del sujeto y sus modalidaes de asunción de rol. Las situaciones de cierre señaladas perturban seriamente los procesos de comunicación y aprendizaje en el grupo.

Dialéctica de la estructura y el acontecimiento
Todo acontecimiento se inscribe y adquiere sentido en una estructura, materialización a su vez de una identidad.
Al transformar lo desconocido en conocido, lo incierto en certeza, la estructura virtualiza el acontecimiento y ahoga su valor de novedad.
Pero a la vez, la estructura, de existencia virtual, sólo se actualiza en el acontecimiento, sólo este último la refleja. El destino del acontecimiento delata el carácter de la estructura.
La estructura inscribe al acontecimiento en la realidad, pero no puede eliminar la referencia del mismo a lo real.
El acontecimiento se resiste, aporta contingencia y desequilibrio, y si subsiste en su intento, la novedad se difunde y la complejidad se restituye, aun cuando sea sólo para volver a desaparecer tras una nueva estructura emergente.
Es necesario evitar que el sistema ahogue al acto, que la estructura no se vea sólo a sí misma en el acontecimiento, que no se constituya en su propia explicación.
Señalemos desde la perspectiva que nos ocupa una cuarta política: preservación de más de una isotopía. En efecto, sólo la existencia de varios planos de referencia desata la polisemia de los acontecimientos, ofreciéndonos así a su potencial carácter renovedor
Sólo de esta manera, aun relativa, se evita el peligro de la trivialización de los comportamientos.
En tanto el individuo es acontecimiento para la organización, ésta debe colocar a aquél en posición de escuchar y elegir, no de obedecer.

Palabras para el operador.
Es necesario que se desprenda de sus propias criaturas y acepte, no importa el encanto que le produzca, la fugacidad de su existencia.
El desempeño del coordinador de carne y hueso es acontecimiento, así también debe ser cada nuevo grupo acontecimiento para el coordinador .
Sus interpretaciones tomadas como discurso implican elecciones y descartes de sentido, através de las cuales se constituye como sujeto en relación con un objeto. Tiene referencia, la organización, y una audiencia, el grupo.

EL ESPACIO ORGANIZACIONAL.

El espacio como soporte de los procesos organizacionales.
Estar dispuesto es entrar en acción. Los espacios se configuran en las organizaciones de modo de asegurar la recurrencia requerida en las interacciones.
Los espacios se constituyen en soportes de la cotidiana reiteración de las redes vinculares.
La resolución del espacio organizacional está relacionada con el intento de superar la discontinuidad en sus operaciones y la separación entre sus integrantes. El espacio condiciona, determina la percepción de la presencia del otro.
Las interacciones recurrentes entre los individuos deben desarrollarse en un espacio que permita la realización de los ciclos de trabajo que constituyen el objeto de la organización.
El espacio facilita o dificulta por lo tanto el desarrollo sincrónico de los ciclos organizacionales.
Este papel productor se subraya en la consideración del espacio como una demarcación de los límites.
Toda organización plantea sus condiciones de borde de muy diversas maneras. Se puede distinguir el establecimiento de límites normativos y espaciales. Los primeros son de naturaleza abstracta, conceptual.
No sólo se establecen barreras para el ingreso, sino también para los egresos.
Las organizaciones instituyen sus aduanasen estas zonas de fronteras como un medio de asegurar la homogeneidad de sus insumos y sus productos.
El establecimiento de barreras como medio de lograr la homogeneidad de insumos y productos es un modo de acople estructural con el contexto, una forma de adaptar los procesos asincrónicos del entorno a la sincronía de los propios ciclos.
La posibilidad de imponer barreras en los límites está en relación directa con los modos de acople y la influencia que ejerce la organización en su contexto.
La manera en que se orientan las barreras en las fronteras puede ser caracterizada entonces como hacia adentroo hacia fuera.
No hay organización tan poderosa que pueda cerrarse totalmente como tributo a sus propias coherencias internas, ni tan hábil como para no poder metabolizar de alguna manera las perturbaciones que provienen de su entorno.
Pero el espacio no es sólo productor sino también producido. Emerge en el seno de una trama vincular de relaciones de poder, es el escenario y el escenógrafo del desarrollo y la confrontación de las diversas racionalidades que se manifiestan en el devenir de la organización.
Hay modos en los que el espacio nos habla de la existencia de otras dimensiones del acontecer organizacional.
La noción de espacio producido resalta su valor connotativo. La significación del espacio está en relación; el espacio se constituye en un lenguaje en tanto es posible construir una red que una sus elementos en un conjunto significativo: red de significados (semántica) con reglas precisas que hacen a la posibilidad de articular sus componentes. (sintaxis).
Organizaciones donde el espacio se convierte entonces en un valor propio, una caracteristica de su funcionamiento, un analizador que indica, a través de su historia, el modo en que las organizaciones revisan su estereotipia.

Espacio-abstracción y espacio-materialización.
Es posible entonces asignar relaciones dialógicas específicas a la nación de espacio-organizacional.
Continuidad-discontinuidad, encuentro-separación, cohesión-dispersión son los pares polares que revelan la existencia simultánea de dos lógicas de sentido contrario.
La manera concreta como una organización resuelve estas relaciones da cuenta de la existencia de representaciones subyacentes, modelos a través de los cuales la organización concibe su propio funcionamiento.
1) espacio-abstracción, expresión simbólica del modo como la organización concibe las relaciones entre sus integrantes y la realización de sus procesos
2) espacio-materialización, la forma particular y concreta como se distribuye en el aquí y ahora.
Un espectáculo unipersonal que proponga la participación del público (espacio-abstracción) puede realizarse en un café concert, pero no en el Teatro Colón (espacio-materialización)
Se ve claramente en el ejemplo que, mientras el espacio-abstracción surge como una condición, el espacio-materialización se configura como una restricción, como algo que hay que resolver.
Hay espacios prescriptivos (ëspere en la fila para ser atendido) y espacios proscripciones pueden obedecer a normas de seguridad (acceso restringido al homo de una acería), de confidencialidad (acceso restringido a los archivos de un laboratorio de investigaciones) o de poder (los chicos no tienen acceso al comedor de adultos de un hotel)
Resulta de particular significación analizar para una organización concreta la cantidad y calidad de espacios prescriptivos y proscriptivos, así como la relación que se establece entre ellos.
El espacio-abstracción es una dimensión de la organización que puede leerse en su materialización desde la óptica particular de cada uno de los dominios que caracterizan su estructura.
Desde el dominio de las capacidades existentes, se revelan las caracteristicas físicas (grande o pequeño, rectangular o cuadrado, transparente u opaco.
En el dominio de los propósitos importa la racionalidad de su utilización para el cumplimiento de fines (consultorios externos a la calle y salas de terapia intensiva con el máximo grado de aislación, quirofanos en pisos bajos del edificio)
Finalmente para el análisis del dominio de las relaciones importa la visualización del poder, el modo como los lugares se territorializan como expresión de la confrontación entre sectores, de la imposición de algunos individuos sobre los demás. Emerge aquí la dimensión del espacio como capacidad de hacer que los otros hagan ( la oficina del supervisor reinando en lo alto de la planta de producción)
En tanto la identificación de redes vinculares, el espacio sólo adquiere sentido en su valor relativo (el despacho del director comercial más cerca de la Dirección General que el del director de recursos humanos)
Cuando se analizan territorios, éstos no tienen significación sino por la naturaleza de sus oponentes y su relación con otros territorios.
El espacio y la relación individuo-organización.
Las organizaciones son lugares donde se desarrolla la contradicción individuo-sociedad.
El espacio organizacional sostiene y trasforma el espacio singular del sujeto. Es para él un espacio de realización y de sujeción.
Pero los individuos no suelen insertarse pasivamente en este espacio así instituido, sino que participan activamente en su definición a través del modo en que asumen sus roles e interactúan entre sí.
El espacio organizacional resulta ser así también un espacio de autonomía para los individuos en tanto, paradógicamente, sólo es posible realizar la propia autonomía en la relación con otros.

A la distinción realizada entre espacio-abstracción y espacio-materealización, debe agregarse entonces la diferenciación entre espacio organizacional y espacio individual, configurandose la siguiente matriz.
Organización Individuo
Espacio-abstracción
Organizacional Espacio-abstracción
Individual
Espacio-materialización
Organizacional Espacio-materialización
Individual

Toda organización contiene un modelo acerca de su propio funcionamiento, que se manifiesta a los ojos de un observador como un conjunto de representaciones, no siempre explícitas, que sustentan los procesos que hacen a la afiliación, pertenencia, comunicación, cooperación, aprendizaje y pertinencia.
La forma como se toman las decisiones, a quienes se les comunican a través de qué canales, la configuración de símbolos inequívocoa como el tener que fichar o no la hora de entrada en un reloj, todos estos aconteceres dan cuenta de la inserción de cada quien en la trama vincular de relaciones de poder. Este conjunto de representaciones incluye la definición de los limites y un análisis de su variación a lo largo del tiempo define el carácter expansivo o contractivo del devenir de la organización.

El espacio-abstracción individual.

La permanencia en el tiempo de está relación complementaria y antagónica admite resoluciones dialécticas a lo largo del tiempo que dan cuenta del modo como los sujetos son productores y producidos por las organizaciones.
El espacio-abstracción individual se relaciona con el concepto definido por P. Pichon Riviere como area tres en términos de pluralidad fenoménica, es decir, esta dimensión fenoménica de la mente del individuo que se proyecta sobre el mundo externo.
Condicionando por su experiencia pasada y sus expectativas futuras, expresión de metas conscientes e inconscientes, el espacio-abstracción del individuo puede determinar una forma alienada de inserción en la organización, en cuyo caso el sujeto va a ser víctima en la trama de relaciones de poder, o bien, actuará las necesidades que ellas imponen en función de una racionalidad que le es ajena y no puede cuestionar.
Prevalecerán los mecanismos de adjudicación por sobre los de asunción en en la formación de su propio rol. Existirá un mínimo espacio para la satisfacción de las propias necesidades frente a las demandas de un mundo externo cada vez, más cercenante.
En cambio, cuando el espacio-abstracción individual es tal que permite a la persona insertarse activamente en la trama de relaciones de poder, cuando concibe la potencialidad para ejercer una acción transformadora y reconoce además la posibilidad de transformarse a partir de su práctica cotidiana, se revelan sus aspectos.
El espacio-materialización organizacional.
Está configurado por la forma concreta que asume la distribución de los elementos a los ojos de los participantes de la organización.
El folklore organizacional crea palabras para la descripción de estos lugares: la peceraes un espacio más o menos central separado por tabiques vidriados transparentes: la cueva es el lugar de refugio, pero también allí donde nadie ve lo que pasa.
El espacio-materialización individual.
Es lo que la persona bien podría denominar mi lugar
El espacio- materialización individual es un analizador de la pertenencia.

Relaciones entre el espacio organizacional y el espacio convocante.

Las organizaciones construyen así regiones de significados homogéneos para sus participantes. Cuando lo que se prioriza son los valores comunes sostenidos por la organización a los efectos de imponer cohesión y estabilidad, se impone la ética de la eficacia del todo. El totalitarismo es la expresión extrema de esta visión.
Cuando lo que se prioriza es la libertad y la autonomía de los individuos, impera la ética de la salud individual. Una perpectiva anárquica signaría el caso extremo de esta posición.
Si de la confrontación entre el espacio que la organización le asigna y el que el individuo está deseoso de ocupar surge un llamado a insertarse activamente en la trama vincular de relaciones de poder, el sujeto se encuentra entonces frente a su organización convocante, aquella en la que adquiere relevancia su dialéctica producido-productor.
Se enriquece su espacio-abstracción y se ejerce la adaptación activa a la realidad.
Por el contrario, cuando la organización determina rígidamente los lugares y el individuo se siente incapaz de modificar la situación, cuando se enajena, surge la adaptación pasiva y su correlato organizacional, la alienación.
Existen organizaciones que no tienen lugar en su espacio-abstracción para la singularidad de sus sujetos, entonces les ordena hábitos, horarios, costumbres y uniformes.


Aspectos instrumentales de la noción de espacio organizacional.

El espacio, tal como hasta aquí se lo ha caracterizado. Se constituye en un analizador natural de la organización. Sus aspectos connotativos llevan a postular la necesidad de una hermenéutica del espacio del espacio, es decir la significación que adquiere a los ojos de un observador a través de la interpretación.
Ver el espacio requiere aprender a mirar lo obvio, a interrogar sobre lo que es tan evidente que no se ve.

Análisis de la congruencia espacio-abstracción/ espacio-materialización
Este nivel no requiere mayor explicación. Se trata de saber si las representaciones y su concreción son congruentes y, en caso de no ser así, qué es lo que se debe hacer.
Si un monasterio no dispusiera de espacios para la meditación (materealización), habría que crearlos, porque es una condición del espacio-abstracción de esa organización.
Frente a las incongruencias de este tipo, corresponderá al operador decidir: a) es necesario hallar la manera de modificar el espacio-materialización , para adecuar las capacidades existentes en la organización a sus propósitos b) lo que se necesita es una revisión de las representaciones que constituyen el espacio-abstracción.

Anális sincrónico y diacrónico.

Un análisis diacrónico del espacio implica interpretar la evolución de sus transformaciones a lo largo del tiempo,. en este sentido el espacio se constituye en un analizador histórico.
Una lectura sincrónica permite decubrir en la organización modos opresivos, aglutinados, relajantes, contingentes.
En el dominio de los propósitos importa la racionalidad de los espacios para el cumplimiento de fines.
Desde el dominio de las relaciones entre sus integrantes, el espacio se constituye en territorio.
El establecimiento del encuadre lleva a la consideración de la territorialidad. Para un escultor, atender a un cliente en su estudio puede significar un modo de evitar el manejo, consciente o inconsciente, que dicho cliente hace de las interrupciones telefónicas y las irrupciones de terceros.
La construcción del espacio.
La noción de espacio hasta aquí presentada lo constituye en un lenguaje de la organización,. Por lo tanto, así como el lenguaje no tiene sentido sin la escucha activa de un interlocutor, el espacio no tiene existencia instrumental sin la mirada de un observador.
El observador-operador construye el espacio utilizando recursos logísticos, técnicos y tácticos. Uno es parte de lo que observa y lo que observa es parte de uno, esta manera de ejercer la observación constituye para el observador: develar lo que la organización oculta, pero que se manifiesta a través de lo que más se ve.
 

 
 
 
  prensa
 

                                           Agregar a Favoritos Haznos tu Pagina de Inicio   

   

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
     
 
 

El contenido de las notas y artículos firmados no representan, necesariamente la opinión de RRPPnet, siendo exclusiva responsabilidad de sus autores.

 

 

 
¿Dudas?
Foro S.O.S
General RRPP
Ver todos
 
Libros
Consulta la biblioteca de libros
¿Alguna palabra sin comprender?
Glosario Técnico
Regístrate!!!
Accede a secciones "exclusivas" para registrados
Sugerencias
comunicacion institucional1Envía una noticia
Envía tus apuntes
Publica un artículo
Dicta un curso

 

 

 

 

 

Página Principal | Acerca de RRPPnet | Editora |Publicidad en el Portal| Contactos |


Desarrollado por:
NM Comunicaciones ™   © RRPPnet . Todos los derechos reservados.  Términos y Condiciones.