rrpp.gif Portal de Relaciones Públicas     
 

 

 

 

 
 
 

CONTENIDOS

rrpp
Apuntes-Tesis
relacionespublicas

 
 Artículos

 Biografías

 Glosario Técnico

 Bibliografía


RECURSOS

 


 Correo

 Chat

 Foros

 Bolsa de trabajo

 

SERVICIOS

 


 Diario de prensa

 Guía de medios

 Guía de empresas

 Newsletter

 ¿Dónde estudiar?

 

CAPACITACIÓN

 


 Aulas virtuales

 Test de RRPP

 Cruci-RRPP


Institucional

Colaboradores

Recomendados

Publicidad

 

 

 

 

 

 

 

 

Apuntes » Relaciones Públicas
 
RELACIONES PÚBLICAS, EL PROCESO DE LA COMUNICACIÓN
 
 


¿Nos hemos preguntado alguna vez, qué sería de nosotros si no pudiéramos comunicarnos? Imaginemos que un buen día nos levantamos en la mañana y no entendemos ni una sola palabra de lo que dice nuestra familia. Extrañados, nos vamos a nuestras labores, ya sea la escuela o trabajo, y al cruzar la calle, nos damos cuenta de que el semáforo tiene las tres luces encendidas al mismo tiempo.

En la escuela o trabajo, tampoco comprendemos lo que hablan la profesora y tus compañeros o jefes. Además, si al mirar la hora, en el reloj hay solo rayas y puntos que no logramos descifrar... sin lugar a dudas. ¡Sería un caos!

Definitivamente, las personas no podríamos vivir de la forma en que lo hacemos si no contáramos con la comunicación; si no pudiéramos transmitirnos, unos a otros, aquello que pensamos o lo que queremos.

¿Cómo debe hablar una persona de manera que otra le escuche y le comprenda? ¿Cómo debe escuchar? ¿Cómo sabe si se le escuchó y se le comprendió?

Todos estos son puntos sobre la comunicación que nunca antes se habían analizado o explicado. Las personas saben que la comunicación es una parte importante de la vida pero hasta ahora nadie había sido capaz de decirle a alguien cómo comunicarse.

Antes de que apareciera Cienciología, el tema de la comunicación no había recibido énfasis ni estudio. La atención que se le daba era mecánica y competencia de los ingenieros. Sin embargo, todo empeño del ser humano depende por completo de comprender a fondo los fundamentos reales de la comunicación.

Para dominar la comunicación, es necesario comprenderla.

 

¿QUE ES LA COMUNICACIÓN?

La comunicación, en esencia, es el desplazamiento de una partícula de una parte del espacio a otra parte del espacio. Una partícula es lo que se está comunicando. Puede ser un objeto, un mensaje escrito, la palabra hablada o una idea. En su definición más burda, esto es comunicación.

La comunicación es la consideración y acción de impeler un impulso o partícula desde el punto fuente, a través de una distancia, hasta el punto receptor; con la intención de hacer que exista en el punto receptor, una duplicación y comprensión de lo que emanó del punto fuente.

Duplicación es el acto de reproducir algo con exactitud. Emanar significa “surgir”. La fórmula de la comunicación es: causa, distancia, efecto, con intención, atención y duplicación con comprensión. La definición y fórmula de la comunicación abren la puerta a la comprensión de este tema. Al analizar minuciosamente la comunicación en sus partes componentes, podemos ver la función de cada una y así comprender con más claridad el todo.

Justamente como la vida y la conciencia, la comunicación es una realidad emergente, un estado de cosas sui generis. Surge a través de una síntesis de tres selecciones diferentes, a saber: selección de información, selección de la expresión de esta información y una selectiva comprensión o mal entendimiento de esta expresión y de su información. Ninguno de estos componentes puede ser presentado por sí mismo. Sólo en conjunto pueden crear comunicación. Sólo juntos -y eso quiere decir sólo cuando su selectividad puede hacerse congruente. De aquí que la comunicación ocurre solamente cuando es entendida una diferencia de expresión e información.

Esto la distingue de la mera percepción de la conducta de otros. En el entendimiento, la comunicación comprende una distinción entre el valor informativo de su contenido y las razones por las cuales el contenido fue expresado. De este modo, puede enfatizar uno u otro lado. Puede interesarse más por la información misma o más por la conducta expresiva. Pero siempre depende del hecho de que ambos son realizados como selección y, de este modo, distinguidos. En otras palabras, uno debe ser capaz de asumir que la información no es auto-entendida sino que requiere una decisión separada. Esto es verdadero también cuando el que se expresa, expresa algo acerca de sí mismo o sí misma. En la medida en que estas decisiones no sean hechas, estamos tratando con una mera percepción.

Es de considerable importancia retener esta distinción entre comunicación y percepción, aunque e incluso precisamente porque la comunicación proporciona muchas posibilidades para una percepción acompañante. No obstante, una percepción permanece ante todo como un evento psíquico sin existencia comunicativa. Dentro del proceso comunicativo es incapaz de conexión inmediata. Lo que otro ha percibido no puede ser ni confirmado ni repudiado, ni preguntado ni contestado. Permanece encerrado dentro de la conciencia y opaco para el sistema de comunicación tanto como para otra conciencia. Por supuesto, puede convertirse en ocasión externa para una comunicación sucesiva. Los participantes pueden mencionar sus propias percepciones y las interpretaciones acompañantes de la situación en la comunicación, pero solamente de acuerdo a las leyes propias del sistema de comunicación; por ejemplo, sólo en la forma de lenguaje, sólo tomando en consideración el monto de tiempo implicado, sólo apareciendo, haciendo sentir la presencia de uno y expresándose uno mismo -de este modo, bajo circunstancias desalentadoramente difíciles. Junto con la información y la expresión, el entendimiento es, también, una selección. Lo que sea que los participantes puedan entender en sus conciencias autoreferencialmente cerradas, el sistema de comunicación trabaja su propio entendimiento o mal entendimiento. Y con este propósito, crea sus propios procesos de auto-observación y auto-control.

Uno puede comunicar acerca de lo entendido, lo mal entendido y lo no entendido -por supuesto, sólo bajo las condiciones altamente específicas del sistema de comunicación y no simplemente como querrían los participantes. De este modo el pronunciamiento 'tú no me entiendes' permanece ambivalente y comunica esta ambivalencia al mismo tiempo. Por un lado, dice, 'tú no estás listo para aceptar lo que yo quiero decirte' e intenta provocar la admisión de este hecho. Del otro, es la expresión de la información de que la comunicación no puede continuar bajo esta condición de mal entendido. Y en tercer lugar, es la continuación de la comunicación. Es, así, una comunicación paradójica. La técnica normal para enfrentar dificultades de comunicación es simplemente la investigación ulterior y la clarificación en la normal y rutinaria comunicación sobre la comunicación, sin carga emocional alguna. Y esta rutina normal es quebrada por aquellos que intentan transferir el fracaso o el daño del fracaso de la comunicación a la comunicación misma. 'Tú no me entiendes' sólo oculta la dificultad del problema de aceptar o rechazar con una semántica que sugiere que el problema ha de ser, no obstante, resuelto a través de la comunicación acerca de la comunicación.

 

¿CUÁL ES EL PROCESO DE LA COMUNICACIÓN?

Decimos que la comunicación es un proceso, porque se lleva a cabo en un lapso de tiempo. Se necesitan varios elementos y de tiempo suficiente para que ella, en efecto, se realice. Con este fin, hay que pasar por varias etapas, que -aunque muy cortas- es necesario cumplir.

 

EL MENSAJE

En la comunicación, todos los elementos son importantes y absolutamente imprescindibles. Si cualquiera de ellos faltara, el proceso quedaría incompleto y la comunicación no se realizaría.

Estamos ante una situación comunicativa, cuando este proceso se completa sin problemas. Entonces, cuando se produce una situación comunicativa, es porque algo se ha transmitido.

Por lo tanto, debemos partir de esta base: lo primero que hay que tener, para que pueda haber comunicación, es ese algo que se desea transmitir. Esto constituye el primer elemento de la comunicación, y le llamaremos mensaje.

Por ejemplo, si alguien está perdido en una calle, y le pregunta a un transito: "Oiga, ¿puede decirme cómo llegar a la avenida principal?", este fue el mensaje transmitido.

Ahora bien, lo más probable es que el mensaje que se ha transmitido genere a su vez una respuesta. En ese caso, se produce un mensaje nuevo, que podría ser, por ejemplo: "Doble por la siguiente esquina".

 

EMISOR Y RECEPTOR

Otra condición de cualquier situación comunicativa es que deben existir dos partes interviniendo en ella. Una, es la que transmite el mensaje, y la otra, es a quien se le transmite. En nuestro ejemplo, una es la persona perdida, y la otra, el transito. A la parte que transmite el mensaje, le llamaremos emisor, y a la que lo recibe, receptor.

Cualquier persona o grupo de personas puede hacer estos papeles. Por ejemplo, si se está jugando un partido en el estadio, y toda la gente de las graderías grita: "¡Bravo!" después de una buena jugada, toda la gente es el emisor de ese mensaje. Y, naturalmente, el jugador será el receptor de ese mensaje.

Los papeles de emisor y receptor pueden ser adoptados indistintamente por las personas, dependiendo de las circunstancias. Si una niña le dice a su mamá: "Te quiero", la niña es el emisor, y su mamá el receptor. Pero cuando la mamá, inmediatamente, le contesta: "Yo también", entonces es la mamá el emisor y la niña el receptor.

O sea, cuando tenemos una conversación, somos alternadamente emisor y receptor.

 

Para tener una buena comunicación con los demás es importante que seamos buenos emisores. Es decir, debemos expresar nuestro mensaje de una manera apropiada. Pero, también, es necesario aprender a ser buen receptor, o sea, a recibir en forma abierta los mensajes que nos dirigen nuestros emisores.

 

PROBLEMAS EN LA COMUNICACIÓN

Para que la comunicación se lleve a cabo en forma óptima, todos los elementos que participan en ella deben estar funcionando bien. Basta que uno falle, para que el proceso entero fracase. Veamos algunos de los problemas que se pueden presentar, en cada uno de los elementos que hemos estudiado.

 

Emisor

El emisor falla cuando no se expresa con claridad, cuando transmite algo distinto a lo que en realidad quería transmitir, cuando se confunde, cuando olvida partes importantes de su mensaje.

Asimismo, el emisor puede errar en el medio que utiliza para transmitir. Por ejemplo, si hablamos de lenguaje oral, un emisor que habla demasiado bajo o demasiado rápido, no transmitirá de buena manera sus mensajes. Si hablamos de lenguaje escrito, un emisor que tiene una letra incomprensible también dificultará que la comunicación se produzca.

 

Mensaje

Deben elaborarse mensajes completos y correctos para que puedan ser entendidos por el receptor, puesto que esta es su finalidad. Cuando el mensaje está incompleto, o es poco claro, estamos ante un mensaje que presenta fallas, y que, por lo tanto, no producirá comunicación alguna.

El problema más frecuente en la elaboración de mensajes es la ambigüedad, es decir, aquellos mensajes que pueden ser interpretados de más de una manera.

Por ejemplo, hay un anuncio en el diario que dice: "Arriendo departamento en Lagos". Algunos lectores podrían pensar que la persona que puso el aviso tiene un departamento en Lagos y desea arrendarlo a alguien. Sin embargo, otros lectores podrían creer que la persona que puso el aviso es quien necesita arrendar un departamento que quede en Lagos.

El emisor de ese mensaje lo construyó de buena forma, pero no se dio cuenta de que era ambiguo, es decir, de que podía interpretarse o entenderse de dos maneras diferentes.

 

Código

No todos los códigos son efectivos para todas las personas ni en todas las situaciones.

Al momento de elegir uno, el emisor debe cerciorarse de dos cosas. Primero, de que el receptor maneja ese código, es decir, de que lo entiende y, segundo, de que el receptor podrá captar el código en la situación en que se encuentra. Por ejemplo, un niño (emisor) quiere transmitir a una niña (receptor) que ella le gusta. Pero se lo dice en alemán. Si la niña no sabe alemán, no podrá entender el mensaje. El código ha sido el elemento que falló para que se realizara la comunicación. En otro caso, si el niño le hace su declaración a la niña en el idioma que ella entienda, pero se lo dice en una fiesta, con la música a todo volumen y mucha gente conversando alrededor, lo más probable es que ella no oiga nada. Entonces, el código oral tampoco fue el apropiado. Tal vez, en esa situación hubiera sido preferible el uso de un código no lingüístico gestual.

 

Receptor

En muchas ocasiones, el receptor no capta el mensaje, debido a una falla propia. Un receptor desconcentrado, distraído, somnoliento, no comprenderá el mensaje que se le está enviando, aunque todos los otros elementos de la comunicación estén funcionando bien.

 

 

DISTINTOS CODIGOS DE COMUNICACIÓN

Existen diferentes tipos de códigos, es decir, distintos conjuntos de signos que las personas ocupamos para transmitirnos mensajes, y en definitiva, comunicarnos. Al referirnos a ellos, la primero que debemos hacer es distinguir entre código lingüístico y código no lingüístico escrito -si utiliza el lenguaje escrito.

Código lingüístico

Es un código o conjunto de signos que necesita del lenguaje, ya sea oral o escrito. De este modo, los códigos lingüísticos se dividen, a su vez, en código lingüístico oral -si utiliza el lenguaje oral- y código lingüístico

Los idiomas que -como ya lo habíamos dicho- son los códigos más comunes, corresponden a códigos lingüísticos, que pueden ser orales o escrito, si se trata del idioma en esa forma.

Revisemos una situación comunicativa a modo de ejemplo.

Pedro va por la calle caminando, junto a su hermana chica. Ve un letrero en el camino, que dice: "PELIGRO - EXCAVACIÓN". En ese momento, le dice a su hermana: "No te vayas a caer". En esta situación, hay un letrero que está transmitiendo el mensaje: "PELIGRO - EXCAVACIÓN".

Pero no podemos pensar que el letrero es el emisor, ya que el letrero no puede dar ese mensaje por sí solo. Lo que sucede es que alguien quiso transmitir a la gente ese mensaje y, por eso, puso el letrero en ese lugar.

En este caso, el emisor sería la persona que puso el letrero, la municipalidad, los encargados de la excavación, o quien sea. El letrero solo fue un medio para transmitir el mensaje.

El receptor del mensaje, sin duda, es Pedro. El código que se ha utilizado es lingüístico, ya que el mensaje está en castellano, que es un idioma, por lo tanto, emplea el lenguaje, y es escrito, ya que el cartel lo está.

En una palabra, decimos que el código es lingüístico escrito.

Un mensaje a su hermanita: "No te vayas a caer". La hermana es, entonces, el receptor de este mensaje. En este caso, el código empleado también es lingüístico, ya que se trata de nuestro idioma, pero esta vez se trata de un código lingüístico oral, ya que el mensaje se ha transmitido de forma hablada.

 

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE COMUNICACIÓN?

Según el código que en ellas se ocupe, existen distintos tipos de comunicación.

  • Comunicación lingüística escrita, cuando el código empleado es lingüístico escrito. Por ejemplo, la correspondencia por carta

  • Comunicación lingüística oral, cuando el código empleado es lingüístico oral. Por ejemplo, cuando conversamos.

  • Comunicación no lingüística visual, cuando el código empleado es no lingüístico visual. Por ejemplo, la publicidad.

  • Comunicación no lingüística gestual, cuando el código empleado es no lingüístico gestual. Por ejemplo, los gestos que utilizamos a diario.

  • Comunicación no lingüística acústica, cuando el código empleado es no lingüístico acústico. Por ejemplo, la bocina de la micro.

 

¿CUÁLES SON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN?

Un emperador romano tardaba días, incluso semanas, en enterarse de la victoria o la derrota en una batalla. Actualmente, una noticia puede dar la vuelta al mundo en cuestión de minutos. A veces, en pocos segundos.

Existen numerosos inventos de primera importancia relacionados con la comunicación.

La imprenta, que inició la marcha, actualmente y como desde sus inicios es utilizada para la impresión de libros y folletos amplios, es por esto que es un medio de comunicación puede transmitir todo tipo de sentimientos y emociones así como noticias, historia, etc. Su inventor, Johannes Gutenberg

El periódico, que nos acompaña a diario. Cada mañana al levantarse infinidad de personas toman el periódico en sus manos para informarse del acontecer el cualquier campo de la vida social, anuncios, finanzas, etc. El primer periódico del que se tiene noticia es el Acta Diurna romana, del siglo I a. c. Se trataba de un diario en el que se reflejaban los acontecimientos de la ciudad.

El telégrafo, que transmitió la escritura, actualmente es utilizado por muchas personas para enviar mensajes generalmente rápidos y breves, se utiliza a través de un código llamado Morse:

A  ._B _...C _._.D _..E .F .._.G _ _.H ....I ..J ._ _ _K _._L ._..M _ _N _.O _ _ _P ._ .
Q _ _ ._R ._.S ...T _U .._V ..._W ._ _X _.._Y _._ _Z _ _..

Su inventor fue Samuel Morse.

El teléfono, que interconectó por primera vez millones de hogares y empresas, El ser humano siempre ha sentido necesidad de comunicarse a distancia. Y para conseguirlo ha hecho uso de múltiples invenciones a lo largo de la historia.

Entre todas ellas, el teléfono ocupa un lugar especial, tanto por su eficacia como por su versatilidad. Incluso en los tiempos que corren, caracterizados por una rápida evanescencia de las tecnologías, está mostrando una increíble versatilidad. Su inventor, Alexander Graham Bell

La radio, que perdura incombustible. Al igual que otros medios se transmite todo tipo de información y comunicación, su inventor, Guglielmo Marconi

La fotografía, Ver más allá de la visión. Retener el instante. Transmitir todo tipo de información visual. Estos han sido los logros básicos de una técnica tan completa y multifacética como la de la fotografía. Todo empezó con la cámara oscura, ya descrita por Aristóteles: una habitación cerrada provista de un pequeño agujero a través del que entra la luz. Además de ser un medio de comunicación es un medio de expresión, incluso de sentimientos.

El cine, una nueva épica, Se ha llamado al cine la gran máquina de sueños. Una máquina multibillonaria en imaginación y en técnica, que ha marcado toda una época. Comenzó en los sótanos del Gran Café de París, el 28 de diciembre de 1895. Los hermanos Lumière fueron los protagonistas.

La televisión, el centro del hogar actual, La televisión ha sido la gran revolución del siglo XX. Revolución en los medios de comunicación y revolución en el hogar y el ocio. Su influencia social no tiene límites.

Internet, la gran telaraña mundial, Internet ha sido uno de los fenómenos sociales más intensos de finales del siglo XX. En menos de 10 años, pasó de no tener apenas usuarios a contar con más de 100 millones en todos los continentes. Una cifra que ya se ha quedado muy pequeña ya que la capacidad de la red para expandirse es asombrosa. El más moderno y tecnológico pues ahora la comunicación sobre todo noticiosa no se centra solo en la TV ahora es fácil mantener comunicación instantánea con cualquier persona el cualquier parte del mundo.

 

CONCLUSIÓN

Indudablemente, dentro del reino animal, el ser humano es el que ha desarrollado las formas más elaboradas de comunicación. Desde los tiempos más primitivos, el hombre ha ideado formas de intercambiar mensajes (señales de humo, sonido de tambores, mímica, lenguaje oral). Si miramos alrededor o escuchamos los sonidos del entorno, descubrimos que el mundo en que vivimos está lleno de mensajes que permanentemente entregan información. De esta manera encontramos:

Símbolos universales, como la calavera en productos venenosos, las llamas en sustancias inflamables, la imagen de una mujer a la entrada de un baño, las señales del tránsito, los semáforos, etcétera.

Mensajes publicitarios: afiches, avisos luminosos, spots televisivos, propaganda radial, volantes, letreros.

Información noticiosa: prensa escrita, revistas, noticieros televisivos, radiales, computacionales (Internet).

Mensajes gestuales o mímicos: poner el índice sobre los labios para solicitar silencio; guiñar el ojo en señal de complicidad; Sacar la lengua en son de burla, entre otros.

Manifestaciones artísticas: cuadros, esculturas, obras musicales, novelas, teatro, poesía, danza, ópera.

El acelerado avance de la ciencia y la técnica ha permitido al hombre contemporáneo, desarrollar medios cada vez más sofisticados para comunicarse: telefonía celular, redes satelitales que llevan los mensajes de un extremo a otro de la tierra en fracciones de segundo, y que hacen posible que veamos en televisión, en vivo y en directo, un partido de fútbol, un recital o una guerra, que están ocurriendo a miles de kilómetros distancia o te conectes, vía Internet, con museos, bibliotecas, grandes tiendas u otros usuarios de todo el planeta.

 

FUENTES

http://icarito.tercera.cl/enc_virtual/castella/comunica/comu.html

http://www.expoindustria.net/comunicacion.htm

http://rehue.csociales.uchile.cl/rehuehome/facultad/publicaciones/Talon/talon3/medio2.htm

http://spanish.scientologyhandbook.org/sh5_1.htm

http://www.blues.uab.es/incom/portalcomunicacion/

http://www.uniacc.cl/talon/anteriores/talonaquiles1/luhmann.htm

http://icarito.tercera.cl/enc_virtual/archivo/papel/643/643.3.html

Trabajo realizado por: Armando Villalobos Hdez.


 

                                           Agregar a Favoritos Haznos tu Pagina de Inicio   

El contenido de las notas y artículos firmados no representan, necesariamente la opinión de RRPPnet,

siendo exclusiva responsabilidad de sus autores.


 

 

 
 

Página Principal | Acerca de RRPPnet | Editora |Publicidad en el Portal| Contactos |


Desarrollado por:
NM Comunicaciones ™   © RRPPnet . Todos los derechos reservados.  Términos y Condiciones.